NBA

Tres minutos de locura: El espectacular trance de Stephen Curry que cambió el séptimo partido ante Houston (Vídeo)

mayo 29, 2018

¿Lo compartes?

Los Golden State Warriors jugarán las Finales de la NBA. Lo harán por cuarto año consecutivo y por cuarto consecutivo, además, ante los Cleveland Cavaliers. El equipo de Steve Kerr supo resolver el séptimo partido de su eliminatoria ante Houston Rockets, a domicilio (92-101), en un duelo que tuvo que remontar en la segunda parte. Lo hizo, de nuevo, marcando un parcial demoledor en el tercer cuarto.

Houston, que no contó con Chris Paul por lesión (tampoco jugó Andre Iguodala en los Warriors), se fue al descanso once puntos arriba. Pero en el tercer período, donde Golden State suele marcar diferencias, se vino abajo. Curry fue el gran artífice del despegue con tres minutos espectaculares.

Con 61-55 para los Rockets, a 5:21 para el final del tercer cuarto el base de los Warriors anotó un triple. Ahí inició el parcial.

En los siguientes tres minutos y diez segundos, Curry sumó 11 puntos más, para un total de catorce puntos en ese tramo de 3:10. Metió cuatro triples y una canasta de dos, sin fallo en los tiros, para lanzar un 2-17 de parcial que volteó el encuentro. Los Warriors mandaban 63-72, en apenas tres minutos habían cambiado por completo el partido.

El trance de Curry, decisivo:

Los Rockets entraron en bucle negativo. El tercer cuarto fue una condena para el equipo de Mike D’Antoni (15-33), que había controlado el partido los primeros 24 minutos pero no aguantó después. Los Rockets llegaron a acumular 27 triples fallados de forma consecutiva. Su mejor arma en ataque falló de forma asombrosa, con una racha histórica que fulminó sus opciones. Houston acabó con un 7/44 en triples que marcó su partido.

Por los Warriors, además de Curry (27 puntos, 10 asistencias y 9 rebotes, con 7 triples), brilló Kevin Durant (34 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias), letal en la segunda parte. Durant es el tercer jugador de la historia de la franquicia que supera los 30 puntos en un triunfo en un séptimo partido de una serie, uniéndose a Chamberlain (1964) y Curry (2016) en la lista.

Además, los californianos se convirtieron en el primer equipo en la historia que gana un sexto y un séptimo partido de una eliminatoria de playoffs iniciando las segundas partes con desventajas de dobles dígitos.

James Harden anotó 32 puntos para los Rockets y Eric Gordon 23. Pero entre ambos, más Ariza, registraron un lapidario 4/34 en tiros de tres.