NBA

El puesto de 5 en los Warriors y su curiosa rotación. ¿Por qué y cuándo usan a unos u otros pívots?

junio 11, 2018

¿Lo compartes?

Cuando se habla de los Golden State Warriors lo primero que viene a la cabeza es su juego exterior, sus triples, su circulación y movimientos sin balón. Pocas se veces se piensa qué sucede en el puesto de 5, el aspecto más débil de su plantilla y el que menos glamour ofrece en cuanto a nombres.

Y ahí precisamente ponemos el foco, aprovechando la emergencia de JaVale McGee en la serie ante los Cleveland Cavaliers, en una rotación de secundarios que se reparten los minutos en los que Draymond Green no actúa de 5 -como ocurre en el caso de la temida Death Lineup-. En definitiva, un recurso más que Steve Kerr gestiona de una forma interesante. Nos centramos en tres nombres: el propio JaVale McGee, Jordan Bell y Kevon Looney -a los que se suman los pocos minutos de David West y Zaza Pachulia en los playoffs-, para intentar entender su uso en estos playoffs y cómo ha ido evolucionando a medida que pasaban las rondas y los rivales.

Promedio de minutos:

JaVale McGee

  • Contra San Antonio: 16.2 (jugó en los cinco partidos)
  • Contra New Orleans: 6 (jugó en tres de los cinco partidos)
  • Contra Houston: 3 (sólo jugó en uno de los siete partidos)
  • Contra Cleveland: 13.4 (jugó en los cuatro partidos)

Kevon Looney

  • Contra San Antonio: 19.8
  • Contra New Orleans: 22.6
  • Contra Houston: 19.4
  • Contra Cleveland: 10 (jugó en los cuatro partidos)

Jordan Bell

  • Contra San Antonio: 4 (jugó en tres de los cinco partidos)
  • Contra New Orleans: 6 (jugó en cuatro de los cinco partidos)
  • Contra Houston: 14.2 (jugó en seis de los siete partidos)
  • Contra Cleveland: 13.5 (jugó en los cuatro partidos)

Análisis

Los San Antonio Spurs y los Cleveland Cavaliers, por su estructura tradicional en el juego interior (al menos un pívot de acción cerca del aro y no extremadamente versátil en lo físico), permiten una rotación interior más extensa o al menos el uso de más perfiles. Por ese motivo principalmente en esas dos series aumentan claramente los minutos de JaVale McGee, un pívot que además suele presentar datos elevados en dos áreas concretas de la estadística avanzada: el uso y el porcentaje de tiros del equipo.

El uso en McGee se sitúa, tanto en liga regular como en playoffs, en un entorno cercano al 20%, mientras que el porcentaje de tiros dentro del total del equipo se va a un 27%, una cifra elevada teniendo en cuenta lo que le rodea. Lo que cambia cuando decide apostar por él Steve Kerr básicamente es el volumen. Por explicarlo rápidamente con números, en liga regular ha promediado 9 minutos y medio por partido, en los que ha lanzado 3,4 veces a canasta. En la serie ante los Cavs, juega 13 minutos y medio por partido y lanza 5 tiros por encuentro (de los que mete 4, un 80% de acierto). Un factor especial ya que su labor en la defensa e intimidación también es relevante: McGee coloca casi la mitad de los tapones que ponen los Warriors cuando él está en cancha (un 44% en playoffs). Y como vemos en la tabla superior, su participación en determinados contextos se amplía por voluntad de Kerr; muy presente en las eliminatorias ante Spurs y Cavs, dos equipos con un juego interior -o piezas concretas- más tradicional y sin presencia apenas ante Pelicans y Houston Rockets, ante los que McGee solo juega tres minutos en toda la serie (a 7 partidos).

Porque los New Orleans Pelicans y especialmente los Houston Rockets, presentan estilos mucho más dinámicos y con particularidades (Anthony Davis como cinco es demasiado atlético para cualquier interior rival; los Rockets llegaron a jugar sin pívot diferentes tramos, con PJ Tucker ejerciendo de cinco), y limitaban el uso de la rotación de interiores clásicos. En otras palabras, Houston ‘obligó’ a los Warriors a prescindir de jugadores como McGee (y West), por el hecho de que le obligarían a defender a Harden constantemente lejos del aro. Y eso podría generar un agujero defensivo que Kerr quiso evitar.

Los Warriors contaban con una rotación interior amplia que usaban adaptándose siempre a las cualidades del rival y que ha ido moldeando a medida que avanzaban los playoffs y se iban encontrando estilos y rivales diferentes por el camino. Otro logro en el currículum de Steve Kerr, que ha sido capaz de maximizar el potencial que le ofrecían perfiles de jugadores más discretos a los que ha conseguido sacar un buen rendimiento en diferentes contextos.

Formatos:

Finales: El más usado tiene a McGee junto a Draymond Green. Tres de los cuatro formatos más usados tienen a Green acompañado de otro cinco (McGee, Looney, Bell), con Durant como tres.

Contra Houston: McGee desaparece. El más usado tiene a Looney y el tercero más usado tiene a Bell, en ambos casos junto a Green. Los dos interiores más versátiles ganan peso, el interior más clásico pierde su sitio en la rotación.

Contra New Orleans: La ‘Death Lineup’, con Green como cinco, es el formato más usado. El segundo, de forma llamativa, es otro también con Green al cinco, incluyendo a Nick Young en las alas. Los tres siguientes quintetos más usados tienen a Looney. Se apuesta claramente por formatos lo más dinámicos posibles ante un equipo como los Pelicans que jugaba muy rápido y además tenía a Davis, un cinco especial, como único interior.

Contra San Antonio: McGee vuelve a tener un gran valor y aparece en el formato más usado por Kerr esa eliminatoria. Looney aparece en el segundo y, como novedad, David West aparece en el tercero. La estructura de los Spurs permitía ampliar la rotación.

Salarios, ¿y ahora qué?

Resolver la ecuación del puesto de 5 es, más allá de la renovación de Klay Thompson, uno de los puntos de interés del verano de los Warriors. JaVale McGee, Kevon Looney, David West y Zaza Pachulia terminan contrato. Se mantiene Jordan Bell, al que le queda un año más de su contrato de rookie, y otro jugado joven, de segundo año, Damian Jones, cuya presencia esta temporada ha sido muy limitada (solo ha jugado 15 partidos).

Sin margen salarial, los Warriors tendrán que decidir sobre la continuidad de dos piezas peculiares como JaVale McGee y Kevon Looney -renunciaron el verano a pasado a la opción de asegurarse su continuidad por 2,3 millones para la próxima temporada- y de veteranos como David West y Pachulia, así como explorar el mercado para intentar convencer a algún pívot para unirse a un proyecto que una temporada más será, de salida, candidato al anillo.