El tuit “infame” que cambió para siempre la relación entre la NBA y las redes sociales

Diciembre 30, 2016

¿Lo compartes?

Publicado originalmente en marzo de 2016

No fue un tuit especialmente relevante por su contenido, sino por el contexto en el que se hizo y lo que provocó después. Ayer se cumplieron 7 años de su publicación y el autor, el NBA Charlie Villanueva, lo recordó. Es, con total seguridad, el tuit más célebre del ala-pívot de los Dallas Mavericks.

¿Por qué fue tan relevante?

Charlie Villanueva tuiteó durante el partido, concretamente cuando regresaron al vestuario para el descanso. En 2009 todavía ‘vivíamos’ en la prehistoria de lo que acabarían siendo las redes sociales y el tuit de Villanueva fue una auténtica revolución.

En pleno encuentro, Villanueva se lanzó a contar lo que pasaba ahí dentro, en el vestuario de los Bucks.”En el vestuario, a escondidas para twittear. Jugando ante los Celtics, partido igualado al descanso. El entrenador quiere que seamos más duros. Tengo que dar un paso adelante”.

Los Bucks acabarón ganando el partido y Villanueva terminó con 19 puntos. Luego diría que ese tuit le “motivó”, pero la realidad es que su mensaje escoció; su entrenador, Scott Skiles, le abroncó duramente -“ese tipo de cosas demuestran falta de seriedad y concentración”- y tuvo consecuencias. 6 meses más tarde David Stern anunció una estricta normativa que todavía prohíbe tuitear durante el partido.

“In 2009 the league drafted a social media policy that prohibits players from posting to social media sites 45 minutes before a game until media leave the locker room postgame” (Fuente: USA Today)

Y es curioso leer ahora sus palabras de entonces. Recuerden, en 2009.

“No queremos que la cultura popular interfiera en lo que nos ha traído hasta aquí, que es el juego. Tenemos que mostrar que respetamos al juego”

“Estamos estudiando desarrollar una política en la que las restricciones no interfieran en el diálogo de los jugadores con los fans por medio de las redes sociales. Prohibiremos, eso sí, que se haga ‘en horas de negocio’: cerca de los partidos, entrenamientos, eventos del equipo…”

Por aquél entonces, Popovich ya era genio y figura. Genio como para comentar esto sobre el asunto: “Yo todavía estoy en el fax. Mando faxes y cartas. Algunas veces mi hija mira mi móvil y ve que tengo sin abrir un e-mail que me llegó en las Navidades del año pasado”.

Ayer, el propio Villanueva recordaba su tuit. “El único e infame tuit” escrito por un jugador al descanso de un partido NBA. El que provocó un terremoto con consecuencias 7 años después.