Uno de los verdugos de España en la final del sub-18… nació en nuestro país. Su historia

Agosto 7, 2017

¿Lo compartes?

Este artículo fue publicado en marzo de 2016. Hoy lo recuperamos porque el protagonista de esta historia, Marko Pecarski, fue uno de los verdugos de España en la final del Europeo sub-18 que se acabó llevando Serbia. En la final, Pecarski acabó con 14 puntos, 11 rebotes y 25 de valoración.


 

“El baloncesto lo significa todo para mí. No puesto estar todo el tiempo que quisiera con mis amigos, ni tampoco hacer las mismas cosas que hacen ellos, tengo muy poco tiempo libre… pero no me molesta. Soy feliz haciendo esto, es como si mis problemas desaparecieran cuando el baloncesto aparece en mi rutina. Es como mi mejor medicina todos los días. Es algo mágico”.

Marko Pecarski tiene 15 años, mide 2.07 metros, juega en la posición de pívot y es considerado a su temprana edad como una de las mayores promesas de Serbia. Es un jugador especial, bastante coordinado, eficaz desde la media-larga distancia y que a su privilegiada altura y envergadura añade unos recursos técnicos que le convierten en uno de los jugadores más dominantes de Europa en su categoría. De hecho, para el experimentado portal en baloncesto de formación ‘Eurohopes‘, está considerado como el mayor proyecto internacional de su generación.

“Tengo 15 años, todavía tengo mucho trabajo que hacer para conseguir grandes cosas en el baloncesto. Yo me considero un jugador trabajador, creo que estoy en un club idóneo para seguir progresando. Defensivamente he mejorado muchísimo desde que llegué a Mega Viruza y han insistido mucho en técnica individual conmigo”, nos cuenta el jugador… que atiende a KIA en Zona en una de sus primeras entrevistas.

Es hijo de Miroslav Pecarski, ex de Partizan, Panathinaikos… y Gijón

Su padre vino a España a poner punto y final a su carrera como profesional después de una trayectoria que le llevó a vestir las elásticas del Marist, Partizan, Panathinaikos, Panionios, Pallacanestro Cantù, Cholet Basket y el Gijón Baloncesto. Con el conjunto asturiano apenas estuvo unos meses, jugó solamente 13 partidos y sus promedios fueron pobres (1.2 puntos y 1.3 rebotes por encuentro) pero jamás olvidará su paso por España… porque estando en territorio nacional fue padre por primera vez. El 2 de diciembre del año 2000 nació Marko Pecarski, hoy reconocido como uno de los grandes proyectos del baloncesto balcánico.

“La verdad que no sé decir ninguna palabra en español, soy serbio y al poco tiempo de nacer ya me vine aquí y siempre he jugado en mi país. Hablo mi idioma y también me defiendo bastante bien en inglés”, nos cuenta entre risas Pecarski.

El ‘center’ de 2.07 metros ya sabe lo que es jugar un Europeo y el pasado verano fue uno de los nombres propios del Europeo sub-16 a pesar de ser junto al baskonista Filip Petrusev el único cadete de primer año que fue con la selección de Serbia. Promedió 12 puntos, 8.9 rebotes y 1.7 tapones por encuentro, lo que le llevó a ser uno de los jugadores más deseados en Europa… pero él decidió continuar esta temporada en el Mega Viruza.

Bojan Nesic, Dino Radoncic y sus amigos Andrija Marjanovic y Filip Petrusev han sido los últimos jóvenes serbios en abandonar el territorio balcánico para continuar con su formación en España. Y visto su alto nivel, a Pecarski no le faltan novias… Creo que España es un excelente lugar para los jugadores jóvenes, pero ahora mismo no sé que pasará conmigo en un futuro. Yo soy una persona que intenta disfrutar mucho el presente y mi presente está en mi país y en un gran equipo como Mega Viruza. Estoy en un gran club y todos los días tengo la oportunidad de seguir mejorando. Claro que me gusta el baloncesto español… como a cualquier europeo que le guste el baloncesto, afirma Marko.

El siguiente escenario de este interior serbio será en Zagreb, y es que Marko Pecarski estará junto a los mejores jugadores europeos entrenando unos días en búsqueda de volar el próximo mes de mayo hacia Brooklyn y disputar el Jordan Brand Classic. Él está motivado para la ocasión. “Tengo muchas ganas de que llegue el primer entrenamiento, van muy buenos jugadores y creo que será una gran e inolvidable experiencia para todos nosotros. Espero aprovecharla al máximo”.

Marko es un chico constante, buen estudiante y que en su tiempo libre siempre está pensando en el baloncesto. Sus sueños van acompañados de una pelota naranja… y en un futuro nos ha confesado que le encantaría jugar en la Euroliga y en la NBA.

Así juega Marko Pecarski (vídeo: Vuk Savic)