Por encima de todo y por encima de todos, la temporada 2015-16 ha sido especial para la Real Villa de Marín. Su equipo, el modesto Peixegalego, consiguió el pasado mes de febrero alzarse en Ávila con la Copa Príncesa y a falta de tres jornadas para la conclusión de la fase regular logró el primer puesto matemático, lo que les convierte en el primer equipo de la división de bronce del baloncesto español que ha conseguido el ascenso a la LEB Oro. En Marín han vivido una gesta que siempre será recordada entre sus habitantes.

Construyeron un equipo con el objetivo de conseguir la permanencia por tercer año consecutivo y son campeones de la LEB Plata.

¿La clave? Llegas al municipio de la provincia de Pontevedra y rápidamente te percatas del amor que hay en la localidad de Marín por el equipo de baloncesto de su ciudad. Allí todo el mundo conoce a los integrantes de la plantilla del Peixegalego y cuenta los días para visitar A Raña y empujar al equipo. Durante todo el curso les han empujado, incluso se han desplazado por toda España para jugar su partido desde el graderío y tratar de ayudar a su ‘Peixe’. La unión y buena química entre equipo y afición han obrado un milagro que ningún habitante de Marín ni siquiera soñaba el pasado mes de octubre, cuando comenzó la temporada.

Dos reyes llegados desde la otra parte del Atlántico:

  • Conoce la historia de Javonte Green
  • Números de Javonte Green: 17,7 puntos, 6,8 rebotes, 1,4 asistencias y 21,4 de valoración.
  • Números de Gabe Rogers: 18,4 puntos, 2,6 rebotes, 2,9 asistencias y 16,3 de valoración.

Como si de Zipi y Zape se tratara. Uno no es nada sin en el otro y en Marín si ves a uno, al lado o detrás estará el otro. Van juntos a todas partes, el baloncesto les unió y en el municipio pontevedrés ha nacido una hermandad entre ambos norteamericanos que ya nada difícilmente separará. Javonte es muy bueno, pero con Gabe es todavía mejor. E igual ocurre con Gabe, que resulta más determinante cuando comparte protagonismo con Javonte. Ambos han conseguido ser durante toda la temporada un dolor de cabeza constante para los rivales del ‘Peixe’ y una solución en la pizarra de un orgulloso Javier Llorente.

En su primera etapa lejos de Estados Unidos ambos han triunfado. Han hecho historia en Marín y para los más pequeños de la familia del Peixegalego son dos ídolos a los que fijarse e intentar emular en cada entrenamiento.

Green se ha doctorado como uno de los jugadores más espectaculares de la competición y como -quizás- el mejor matador que jamás ha tenido esta categoría y Rogers es un killer. Ambos han estado certeros desde la larga distancia y han respondido rozando la excelencia a lo que se les pedía desde el cuerpo técnico cuando se les fichó. El Peixegalego es LEB Oro y sus aficionados esperan competir en la división de plata del baloncesto español con estos dos norteamericanos que tanto les han hecho disfrutar a lo largo de la temporada.

Tanto a Green como a Rogers la LEB Plata ya les ha quedado pequeña.

La sensación se ha formado en Los Guindos y tiene un techo altísimo:

  • Conoce la historia de Viny Okouo
  • Sus números: 11,9 puntos (64% en tiros de campo), 8,1 rebotes, un tapón y 17,1 de valoración en 24:22 minutos por encuentro.

Quizás mencionar la NBA cuando hablamos de la LEB Plata es demasiado exagerado. Desde luego, el nivel es otro. Pero desde la otra parte del atlántico han seguido muy de cerca especialmente a un jugador que ha despuntado este año en la división de bronce del baloncesto español. Su nombre es Viny, se apellida Okouo y llegó a España hace ya cuatro años desde la República del Congo en búsqueda de un sueño que ya está llegando: convertirse en jugador profesional.

Él pasó de escaparse de casa para jugar al fútbol a estar lejos de su familia jugando a un deporte que no le apasionaba. Le costó adaptarse a su nueva vida pero una vez empezó a competir no tardó en enamorarse de la cancha, la pelota naranja y los aros. Viny Okouo es un chico especial, con 2.14 metros de altura y un cuerpo privilegiado que le hace llamar la atención. Es un jugador que técnica y físicamente no ha parado de mejorar en los últimos años y que en su primera temporada como senior ya ha despuntado.

Tal ha sido su rendimiento con el Clínicas que el Unicaja ha decidido ‘cortarle’ de su vinculado para que se centre únicamente en el primer equipo. Desde hace unas semanas el jugador congoleño está entrenando y jugando a las órdenes de Joan Plaza, sin demasiado protagonismo pero disfrutando de sus primeras oportunidades en una liga que hasta hace meses parecía estar muy lejos para él. Su buena ética de trabajo, clave en su sorprendente evolución como jugador.

El balcánico que ha superado los 60 de valoración:

  • Conoce a Aleksandar Marcius
  • Sus números: 15,1 puntos (61.7% en tiros de campo), 9,4 rebotes, 1,3 asistencias y 20,6 de valoración en 26:55 minutos por encuentro.

No podía faltar Aleksandar Marcius, no solamente por su partidazo hace cerca de un mes frente al Clínicas Rincón si no por la gran temporada que ha firmado con la elástica del Iraurgi. Su movilidad y elegancia en el poste abajo le convierten en uno de los jugadores más determinantes que ha jugado en la LEB Plata esta temporada y su gran labor con el equipo azpeitiarra le debe valer para tener proyectos más exigentes de cara al próximo curso.

El croata formado en Estados Unidos ha dejado huella en su primera temporada en territorio nacional. El mejor partido de la temporada lleva su firma, fue el 12 de marzo de 2016 y se fue hasta los 62 de valoración. Una auténtica salvada.

Es un pívot alto, fuerte y sobre todo muy eficaz. No acostumbra a cometer demasiados errores, práctica un baloncesto sencillo al mismo tiempo que eficiente. Tiene el récord de anotación esta temporada con 41 puntos y ha conseguido con frecuencia terminar los partidos marcando doble-doble en su estadística. La división de bronce del baloncesto español le ha ido quedando pequeña conforme ha ido transcurriendo la temporada, pero ahora tiene el bonito reto de conducir en los playoffs al Iraurgi SB hacia el bonito desafío de lograr el deseado ascenso a la LEB Oro.

La agradable sorpresa nacional juega en Tarragona:

  • Conoce a Miquel Salvó
  • Sus números: 10,1 puntos, 5,8 rebotes, 1,5 asistencias y 13,8 de valoración en 25:21 minutos por encuentro.

Tiene todavía 21 años, es un alero de 2.05 metros y por su privilegiado cuerpo puede jugar sin problemas en posiciones interiores. El Club Bàsquet Tarragona ha firmado una excelente temporada y seguirá soñando en ascender a la LEB Oro en los playoffs… y una parte muy importante de los buenos resultados que ha obtenido el equipo de Berni Álvarez la tiene este jugador catalán que decidió emigrar a Bélgica hace unos años.

Miquel Salvó ha aprovechado su primer año jugando en la LEB Plata para demostrar su enorme valía en el mundo del baloncesto y llamar a las puertas de ligas exigentes. Su privilegiada altura, buena técnica individual y entrega en el campo le convierten en uno de los jugadores más apetecibles en el mercado LEB Oro para este próximo verano. Es un jugador con enormes posibilidades, constante y ambicioso. Pasó por Bélgica y allí fue también una de las sensaciones de la temporada el único año que estuvo jugando en la elástica del Charleroi.

Solamente tiene 21 añitos y -visto lo visto- es conveniente no perderle de vista…