Resulta un lujo para la Liga EBA la presencia de Toni Vicens. Un jugador diferencial que ha vuelto a su isla natal por quinta ocasión. Formado en la cantera del Estudiantes, siempre que ha podido ha apostado por la oferta que le llegaba desde Baleares, ya fuera el Mallorca Basquet, el Basquet Pla, el CB Imprenta Bahía o, como ha sido esta temporada, el Flanigan Calvià.

Llegado a finales de octubre al equipo de Calvià, el impacto de Toni Vicens al equipo y a la competición ha sido brutal. En la victoria ante el Tenea CB Esparreguera el pívot se fue a los 40 puntos (11 de 12 en tiros de 2; 5 de 6 en triples y 3 de 3 en tiros libres), 8 rebotes y 4 asistencias para un total de 45 puntos de valoración en 35 minutos de juego.

Pero es que en los cinco partidos que ha disputado con el Flanigan Calvià promedia 23.6 puntos, 6 rebotes, 1.8 tapones y 23.6 de valoración, con unos altos porcentajes del 70% en tiros de 2 y 41% en triples. Cuando debutó en la Jornada 7 los mallorquines eran últimos con un balance de 1-5, mientras que ahora han ascendido hasta la posición 12ª.

Toni Vicens, de la generación del 90, fue compañero en selecciones de formación de Ricky Rubio y uno de los integrantes de ese equipo U16 que se convirtió en campeón de Europa tras jugar la histórica final ante Rusia en Linares, con el triple desde medio campo, los 51 puntos, 24 rebotes y 12 asistencias del mago del Masnou.

Formado en el MMT Estudiantes ha jugado en LEB Oro (Ciudad de Vigo, Palma Air Europa y Baloncesto Palencia), en LEB Plata (Basquet Mallorca, C. Ourense B., Carrefour El Bulevar Ávila o CB Getafe), y en Liga EBA (Bàsquet Pla y UB Sabadell). En las dos últimas temporadas ha disputado la liga austriaca con los Lions Dornbim y la liga francesa NM2 con Coulommiers Brie Basket. La última ocasión en la que consiguió un MVP semanal fue en febrero de 2016 en la LEB Plata con la camiseta del Viten Getafe.

Fuente: FEB