Con 36 años, Sergio ‘Yeyo’ Vicente es uno de los entrenadores más jóvenes de la LEB Plata, una categoría en la que este año competirá el Isover Basket Azuqueca. Allí este técnico, con pasado en las categorías inferiores del Real Madrid, cumple su cuarta temporada y da el salto a la tercera categoría del basket español, que esta temporada estrena formato dividiéndose en dos bloques, Este y Oeste. Una liga que arranca en el Este este viernes con un HLA Alicante-Basquet Girona y en el que el Azuqueca se estrena el sábado ante el Aceitunas Fragata Morón.

Para acercarnos a la LEB Plata, contactactamos con él, un prometedor técnico que a su corta edad sigue dando pasos. En LEB Plata tan solo hay 2 jóvenes más jóvenes que él (en Zornotza y Marín) y en LEB Oro solo 1 (Dani Miret, el entrenador del CB Prat). A las puertas del comienzo de una nueva temporada en Plata, charlamos con Sergio Vicente para ayudar a entender la liga que va a disputar.

¿Cómo ha sido hasta ahora la carrera de Yeyo Vicente y qué referentes tienes en los banquillos?

Mi carrera comenzó en el Club Baloncesto Pozuelo, primero como jugador y después como entrenador de categorías inferiores. Llegue a entrenar al equipo senior masculino del Club que militaba en 1ª Nacional, conseguimos el ascenso a Liga EBA pero por motivos económicos no llegó a producirse. Ese mismo verano recibo la llamada del Real Madrid para ser Entrenador Ayudante en el 2º equipo que militaba en Liga EBA. Paso otras 2 temporadas en el Club (en el Cadete A y en el Junior/EBA respectivamente). Tras finalizar mi 3ª temporada en el Real Madrid decido que debo dar un paso adelante en mi carrera, recibo una oferta para ser Primer Entrenador del Basket Azuqueca de Liga EBA y acepto. Tras una buena temporada donde nos quedamos cerca de jugar Fase de Ascenso aparece la oportunidad de entrenar en el extranjero. Viajo a Londres donde trabajo en Oaklands Wolves, una academia de baloncesto situada en St. Albans. Ademas ejerzo como ayudante de Essex Leopards (un equipo de la 2ª división inglesa donde acabo ocupando el puesto de entrenador jefe) y colaboro con Basketball England ayudando en diferentes selecciones. Unos meses antes de acabar la temporada recibo de nuevo la llamada del Basket Azuqueca para encabezar un proyecto ambicioso con el objetivo de jugar Fase de Ascenso a LEB Plata. Cojo el equipo en Marzo y hacemos un balance de 7-1 pero nos quedamos de nuevo a las puertas. Sin embargo, finalmente la temporada pasada conseguimos el ansiado objetivo de clasificarnos para la Fase de Ascenso quedando segundos del Grupo B. El pasado mes de Mayo se disputaría la fase en Marín donde quedamos en 2ª posición consiguiendo el ascenso de categoría.

Como grandes referentes o personas que han influido decisivamente en mi carrera como entrenador hasta ahora destacaría: Paco Redondo (coincidimos en el Junior/EBA del Real Madrid donde lo ganamos prácticamente todo) porque me enseño lo que es entrenar al máximo nivel en todos los sentidos. Fue una temporada inolvidable donde además todos conservamos la amistad. De José Luis Pichel (Cadete A Real Madrid) aprendí lo que es el detalle en baloncesto. También un buen amigo en la actualidad. José Fernández-Mariñas (DT Club Baloncesto Pozuelo) me dio la oportunidad de entrar en el Real Madrid, a parte de ser amigo personal es una de las mejores personas que conozco en el mundo del baloncesto. Guardo también un gran recuerdo de Fernando Calero (fui su Ayudante en el 1ª Nacional de Pozuelo) porque él tenía un gran bagaje en categorías superiores y fue mi primer contacto con el baloncesto senior. Estos son entrenadores con los que he tenido la suerte de trabajar mano a mano, pero también he tenido la suerte de vivir día a día cerca de entrenadores contrastados porque coincidimos en el mismo Club: Pablo Laso, Miguel Angel Martín, Antonio Herrera, Gonzalo García de Vitoria…

Eres un entrenador joven y poco a poco has ido subiendo categorías. ¿Cuáles son las principales dificultades que os encontráis ahora mismo los que empezáis en los banquillos?

Han sido varias las dificultades que he encontrado hasta ahora desde el momento que decido dar el paso y luchar por ser entrenador de baloncesto profesional. En primer lugar destacaría la precariedad y poco valor que se le da al trabajo de entrenador en España: baja remuneración económica, trabajos sin contrato, malas condiciones… Esto hace que sea imposible dedicarse 100% al trabajo de entrenador, teniendo que buscar alternativas para completar un sueldo digno. Esta es la gran diferencia con otros países, donde el trabajo de entrenador esta perfectamente equiparado al resto de trabajos de la sociedad.
Probablemente otra de las grandes dificultades para abrirse paso como entrenador profesional es la juventud y el no tener pasado como jugador profesional. Los clubes normalmente prefieren apostar por gente con mayor experiencia a pesar de estar perfectamente preparado. No obstante poco a poco van llegando oportunidades y solo se trata de aprovecharlas lo mejor posible.

¿Objetivos de tu equipo esta temporada y cómo llegáis al arranque?

Tenemos un objetivo claro para un equipo recién ascendido y con uno de los presupuestos más bajos de la categoría: lograr la permanencia seria todo un éxito para nosotros en nuestra primera temporada en una categoría profesional.
Llegamos perfectamente preparados par el inicio, estamos mas que satisfechos con el trabajo y el esfuerzo de los jugadores en cada entrenamiento y partido durante esta pretemporada. Sabemos que va a ser un año duro pero lo afrontamos con gran ilusión y ganas de trabajar. En esto vamos a ser los mejores.

Ayúdanos a entender la LEB Plata. ¿Qué equipos crees que estarán arriba y cuáles lucharán por la permanencia?

Con la ampliación de la categoría y el formato de competición quizá pueda haber alguna sorpresa más que en temporadas pasadas con un formato tradicional de liga regular larga. No obstante, sobre el papel volverán a optar al ascenso equipos que han estado peleando por ello las ultimas temporadas (Alicante o Ávila) y equipos descendidos de LEB Oro (Iraurgi o Clavijo). Sin embargo, surgen nombres de equipos que están configurando grandes plantillas y podrían optar a estar arriba también: La Roda, Murcia, Menorca o Girona en el Grupo Este o Navarra o Gijón en el Grupo Oeste.
En cuanto al descenso la teoría dice que los equipos recién ascendidos suelen presentar un presupuesto menor y deberían estar abajo luchando por la permanencia.

Háblanos de jugadores en los que debemos fijarnos, de tu equipo y de la Liga.

De mi equipo no me gustaría destacar a nadie en particular porque creo que para conseguir la permanencia debemos destacar por nuestro juego colectivo y no por las individualidades. Sin embargo, creo que habrá varios jugadores que sorprendan porque tenemos varios debutantes en la categoría que están perfectamente preparados para dar buen nivel en la misma.
Dentro del grupo de jugadores a seguir en la categoría tenemos varios nombres ilustres con pasado y experiencia en Liga ACB como Eduardo Hernández Sonseca (Navarra) o Saúl Blanco (Gijón) e incluso todo un ex NBA como Robet Swift (Gijón). También destacan jugadores con varias temporadas en LEB Oro a sus espaldas: Jorge Romero (Marín), Alfonso Alzamora (Girona), Jorge Jimenez y Jan Orfila (Menorca), Roger Fornas (Vic), Joan Creus (L’Hospitalet) o Quique Garrido (Alicante). En cualquier caso, existe un gran numero de rookies en LEB Plata que seguro darán que hablar.

El rol de los veteranos. ¿Hasta qué punto es clave tenerlos y qué hueco deja para la evolución y el desarrollo de jóvenes talentos que salen de EBA? ¿Vendría bien una categoría/circuito específico para ellos?

Al final la tendencia de cualquier entrenador es conservadora y siempre se tiende a querer contar con jugadores que han demostrado su rendimiento en la categoría, esto limita bastante las oportunidades de los jóvenes. No obstante, mi opinión es que los jugadores validos acaban llegando más tarde o más temprano. Dicho esto, creo que sería habría que buscar una formula en la que se mejore la transición del jugador joven hacia categorías profesionales: cupo reservado para jugadores menores de determinada edad en ciertas categorías o la creación de una competición adaptada a estas edades.

¿Te atreves con un quinteto ideal de la categoría?

Para mi el mejor quinteto siempre será el de mi equipo.

¿Dónde crees que se nota más la diferencia del salto EBA-LEB Plata?

Creo que la gran diferencia esta basada en el físico: más velocidad (se juega más rápido, todo es más rápido), más fuerza (los contactos son mayores), más salto (se juega más por encima del aro)… Lógicamente la concentración de jugadores con talento es mayor cuanto mayor es la categoría. Además la EBA es una categoría amateur (con excepciones), mientras que LEB Plata se supone profesional (o por lo menos se intenta) con lo que eso conlleva a nivel de horas de entrenamiento, viajes e infraestructuras.

Tú conociste a Doncic cuando era muy joven, ¿Te imaginabas que iba a estar en esta situación en este punto de su carrera?

Me han hecho esta pregunta en bastantes ocasiones últimamente. Tuve la suerte de entrenar a Luka cuando él era cadete (tanto en el Cadete A como en el Junior/EBA). Estaba claro que era un chico con un don especial que iría quemando etapas más rápido que cualquier jugador de su edad. No me sorprende.

¿Qué ha mejorado más de lo que pensabas y qué crees que tendrá que seguir trabajando?

En mi opinión el siguiente paso de Luka será adaptar su juego a un baloncesto diferente (más físico) con lo que eso conlleva. Seguro no tendrá problemas porque de talento y carácter va sobrado. Más tarde o más temprano triunfara allá donde vaya.