Diego Ocampo dirige al Barça Lassa B, un equipo en una competición competitiva como la LEB Oro… pero uno con fines formativos. Plagado de jóvenes que deben desarrollar sus cualidades si quieren llegar al primer equipo.

El técnico dejó, en duelo ante el CB Prat, un tiempo muerto fantástico que resume su forma de aproximarse a los jóvenes que dirige. Sin uso alguno de la pizarra, priorizando conceptos clave y un mensaje siempre positivo, en el que se dirige a sus jugadores para fomentar la comunicación entre ellos. Muy interesante cómo transmite diferentes mensajes en tan poco tiempo.