Formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, Lluís Costa es actualmente uno de los jugadores con un futuro más esperanzador dentro del baloncesto de élite. Después de abandonar ‘Can Barça’ en el verano de 2012, el base-escolta internacional en las categorías inferiores de la selección española de baloncesto (bronce en el pasado Europeo sub-20), ha mostrado destellos durante los dos años consecutivos que ha competido en la liga Adecco Oro a los servicios del Club Baloncesto Peñas de Huesca.

Fotor0516132840Pese a que sus datos estadísticos no son descollantes (9 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 2’8 faltas recibidas para 7’8 de valoración en 25:06 minutos), ha sido pieza clave para que el conjunto oscense alcanzara los playoffs para ascender a la Liga Endesa. Deslumbra técnicamente y en lo físico, a pesar de medir solamente 1’87 m., es demoledor. Puede jugar tanto en las posiciones de base como de escolta, aunque destaca más dirigiendo el juego. Todo con sólo 21 años.

Con la temporada finiquitada para los de Quim Costa, y gracias a Nacho Gella, podemos disfrutar de las mejores acciones a lo largo del presente curso de Lluís Costa. Una auténtica barbaridad sobre un jugador al que conviene seguir muy de cerca, ya que con su proyección en éstos dos últimos años no sería de extrañar que cualquier equipo de la máxima competición del baloncesto español intentase hacerse con sus servicios de cara a la temporada 2014-15. Su contrato con el LOBE Huesca ha concluido y, visto lo visto, es una de las «gangas» del mercado en la Adecco Oro.

Junto a él, también hay que prestar especial atención a Pierre Oriola y Marius Grigonis. El joven pívot catalán y el talentoso escolta lituano también han causado buena sensación esta campaña en Huesca, y la buena temporada del báltico ha sido premiada por el seleccionador de Lituania que le ha incluido en la lista de posibles jugadores en acudir a la próxima Copa del Mundo que se disputará en España.

Foto: Federación Española de Baloncesto.
 Vídeo: Nacho Gella