Melilla, Burgos y Palencia son, de momento, los grandes aspirantes el siguiente curso para conseguir el deseado ascenso a la Liga Endesa por como se están moviendo a lo largo del verano. No obstante, el siguiente curso hay muchos equipos a los que conviene seguir muy de cerca al tener en su plantilla a jóvenes talentos llegados desde la Liga Endesa.

Os contamos, en exclusiva, hacía dónde van a ir a parar muchas jóvenes jugadores con ganas de «comerse el mundo» y, sobre todo, con ganas de tener un papel protagonista en la máxima competición del baloncesto español.

En primer lugar hablemos del Club Baloncesto Peñas, que tras incorporar a Josep Pérez, Darío Brizuela y Alexandr Zhigulin conseguirá próximamente (salvo sorpresa alguna) otras dos cesiones de equipos ACB. El primero en hacerse oficial será seguramente el joven ala-pívot Max Salash (tal y como confirmó en el día de ayer el periodista Juan de la Huerga), mientras que el siguiente podría ser el madrileño Jorge Sanz, quien después de deslumbró esta pasada temporada en la liga Adecco Plata con el filial del Baloncesto Fuenlabrada. El ‘Fuenla’, a priori, cederá a su joven jugador y es que desde el sur de Madrid están convencidos en que Sanz puede ser pieza importante en el futuro del equipo. También a Huesca, tal y como adelantaba el portal ‘Planeta ACB’, podría regresar otro madrileño: el alero Édgar Vicedo, sin un rol importante la próxima temporada en el Tuenti Móvil Estudiantes y con ganas de seguir contando con minutos que le ayuden a crecer en lo deportivo.

Otro canterano del ‘Estu’ y con el que el club del Ramiro tiene muchas expecativas puestas de cara al futuro y que saldrá hacía la liga Adecco Oro es Fran Guerra. El pívot canario no ha contado con demasiado protagonismo las últimas temporadas con Txus Vidorreta y desde la directiva colegial consideran que lo mejor para que el interior siga creciendo es que salga cedido hacía la segunda división del baloncesto español. Su futuro equipo será, salvo sorpresón de última hora, el Força Lleida, club que ayudó de forma brutal a progresar la pasada campaña al ahora pívot del UCAM Murcia Víctor Arteaga.

Por su parte y regresando a Fuenlabrada, también saldrá el pívot Chema González, una de las sensaciones el curso pasado por el sur de Madrid después de causar muy buena impresión cuando subió temporalmente al primer equipo de la Liga Endesa. Según ha podido saber KIA en Zona el interior de 22 años y 2’06 m. de altura seguirá su carrera deportiva en la Adecco Oro a los servicios del Cocinas.com Clavijo de Logroño.

Miki Servera, otro que tiene la etiqueta de haber jugado en la Liga Endesa podría regresar a la segunda categoría del basket nacional para subirse a bordo del prometedor proyecto que están formando en el Basket Navarra, donde conviene resaltar que ya tienen fichado a Marcos Portalez y prácticamente atado a Daniel Bordignon Barbieri.