Es oficial. Josep Pérez y el FC Barcelona han llegado a un acuerdo para la desvinculación del base nativo en Lliria que ha pasado las últimas siete temporadas en «Can Barça». Llegó siendo infantil y se marcha después de haber haber debutado en la máxima competición del baloncesto español y continental con el primer equipo y haber disputado 80 partidos en el filial catalán entre la Adecco Oro y la Adecco Plata.

Internacional en las categorías inferiores de la selección española, el joven base valenciano ha pasado por todas las categorías del club catalán. Desde infantil a debutar con el primer equipo de la Liga Endesa.

Esta temporada una lesión le impidió rendir a buen nivel y su lugar lo ocupó y lo cubrió a la perfección Ludde Hakanson, quien a pesar de ser todavía junior ha realizando una temporada sensacional convirtiéndose en un referente para los integrantes de las categorías inferiores del club. El rendimiento del joven sueco ha animado a la directiva del FC Barcelona tomar esta decisión, ya que han considerado que es Hakanson el director de juego idóneo para dirigir un día al primer equipo.

Una vez el equipo culé comunicó el adiós de Josep, éste quiso despedirse del barcelonismo a través de un mensaje en la red social twitter: «Después de 7 años maravillosos toca decir adiós al Barça. Sólo tengo palabras de agradecimiento a todas las personas que me han acompañado en el viaje. Siempre tendréis un lugar en mi corazón».

Su futuro es obviamente una incógnita todavía, pero la temporada pasada (2012-13) ya demostró ser un director de juego para competir como mínimo en la segunda división del baloncesto español, y es que con su carácter, talento, garra e intensidad sigue siendo uno de los mayores proyectos del baloncesto español. Ahora mismo Josep está en el mismo lugar en el que estuvo justo hace dos años Lluís Costa, quien ha explotado en Huesca y ya llama las puertas a la ACB.