Septiembre de 2018: “Soy un chico descarado, sin miedo y con mucha confianza en mí mismo. Creo que puedo marcar la diferencia y ser determinante. Creo que soy un buen tirador y muy vertical. También puedo ser un buen generador de juego, desequilibrante. Defensivamente tengo que trabajar mucho. También me falta visión de juego. Todo eso lo iré consiguiendo a medida que vaya ganando experiencia”

Ese que habla es Aleix Font y ese jugador ha explotado. Ha firmado su mejor partido en la LEB Oro. El Barcleona ganado al descanso en Melilla por 39-41.  Tras salir de los vestuarios el partido acabó 63-95. Culpable de todo esto fue el canterano del Barça. Sus números:

33 puntos, 6 rebotes 37 valoración. Todo en 33 minutos. 

Además de esto, un 8/11 en triples. 73% de acierto.  Sin duda, un partido que demuestra que este jugador tiene un gran futuro por delante.

El propio jugador habló tras ser elegido mejor jugador de la jornada en LEB Oro (declaraciones a la FEB):

“Personalmente era uno de esos días en que ves el aro como una piscina, te ves peligroso, notas que eres capaz de todo… Me encontré muy cómodo ya que mis compañeros supieron encontrarme muy bien y gracias al gran partido que hicimos en conjunto conseguimos esta importante victoria. Realmente mi rol en el equipo es el de ayudar en todo lo que puedo,aportando con las cosas que se me dan mejor e intentando mejorar las que no hago tan bien”.

“Teníamos muchas ganas de ganar y creo que nos lo merecíamos. Llevábamos tres jornadas en las que estábamos jugando a un buen nivel pero, por pequeños errores, no acabábamos de llevarnos los partidos.La clave de todo fue la defensa, marcamos un ritmo muy alto que después trascendía al ataque. Ahora que ya hemos ganado el primer partido y que sabemos que somos capaces de ganar a grandes equipos como Melilla nos faltará tan sólo el poder ganar consistencia y hacerlo cada semana pero la línea de trabajo es muy buena”.

“De momento me estoy viendo bien, aunque hay mil cosas que podría hacer mejor. Yo trabajo para ser mejor jugador cada día, mi objetivo es seguir formándome para ser la mejor versión de mí mismo.Ojalá la consecuencia del trabajo bien hecho sea un lugar en el primer equipo,es mi sueño. Pero como he dicho, el objetivo es trabajar cada día para ser mejor, la consecuencia de este trabajo, aún está por ver”.

Los 37 tantos de valoración cosechados en Melilla, según Pablo Romero en FEB, logró igualar el récord histórico en dicho ranking en una sección blaugrana en la que deja de este modo atrás los abultados números que protagonizó en sus filas otro hoy ACB como el ucraniano Volodymyr Gerun.

Su actuación: