El Real Betis Energía Plus se ha proclamado campeón de la Copa Princesa de LEB Oro al ganar al Retabet Bilbao Basket por 80-70, en un partido disputado en el Polideportivo San Pablo de Sevilla ante más de 7.000 espectadores.

El equipo sevillano fue muy superior en defensa y en lo físico al conjunto de Álex Mumbrú, que llegó a estar 17 abajo, se acercó en el marcador (se puso a 7), pero no fue capaz de culminar la remontada.

Abuso del triple

El duelo dejó un récord desde el triple, ya que desde que se disputa hace un partido, ningún equipo había lanzado más de 30 triples. El Retabet Bilbao Basket acabó con 32 triples intentados, de los que han anotado 10. Al descanso llevaban 22 lanzados, por solo 5 tiros de dos.

Los de Curro Segura ahogaron al equipo vasco y rompieron el partido en el tercer cuarto, después de llegar al descanso con un ajustado 40-35. Thomas Bropleh, autor de 16 puntos, fue elegido MVP de la final, mientras que Jaylon Brown, del Bilbao Basket, fue el máximo anotador del partido con 23 puntos. El Real Betis se lleva el título y se asegura el factor cancha en la primera ronda de playoffs siempre y cuando no ascienda directamente como líder, el puesto que ocupa actualmente en una espectacular temporada.

Récord de asistencia

Con una cifra de asistencia cercana a los 7.200 espectadores, la Final de la Copa Princesa de Asturias 2019 ha batido esta temporada en Sevilla su récord de espectadores colgando, por séptimo año consecutivo, el cartel de “no hay billetes en sus taquillas”. Una edición en la que las gradas de San Pablo han contribuido a superar la cifra de 40.000 espectadores a lo largo de la última década.

De este modo, el duelo entre el conjunto sevillano y el RETAbet BilbaoBasket ha superado en número de espectadores a la final disputada el pasado curso en el Pazo dos deportes de Lugo (5.600) así como a aquella que contaba hasta la fecha con el mejor registro, la que coronó al Blusens Monbus como campeón sobre la cancha del Fontes do Sar en 2011 (5.800).