El ICG Força Lleida sigue sumando efectivos de cara a la próxima temporada y una de sus incorporaciones para la 20/21 es un viejo conocido de la afición: Marcus Vinicius.

El jugador hispano-brasileño aterrizó en nuestro país en 2004 de la mano del conjunto de Lleida aunque en los años posteriores pasaría por L’Hospitalet, Tarragona o Valls Fèlix Hotel. Dejaría el equipo en 2009 tras dos temporadas en LEB Oro para dar el salto a la Liga Endesa con Manresa y posteriormente sería una pieza muy valiosa para el Autocid Burgos. En su última temporada allí, la 12/13, firmó 8.7 puntos y 5 rebotes en un equipo que se alzaría con el título.

Posteriormente llegó el momento de probar suerte en su país y allí es donde ha jugado entre 2013 y la actualidad. Su última temporada ha promediado 8.9 puntos y 5.1 rebotes, regresando a España con 34 años.

Así explica los motivos de su vuelta:

Para mí es toda una alegría porque España ha sido siempre un lugar muy importante de mi vida ya no sólo a nivel deportivo sino también en el ámbito familiar. Aquí me dieron la oportunidad de formarme cuando tenía apenas 17 años y de poder alcanzar ese sueño que era para mí el poder jugar al baloncesto de una manera profesional. Con el tiempo mi familia llegó a establecerse aquí y yo sabía que tarde o temprano regresaría para poder jugar de nuevo en la LEB Oro. Este año parecían darse todas las circunstancias así que decimos que había llegado el momento de que nuestra familia regresara a España”.

“Cuando decidimos encasa que había llegado el momento de volver lo hicimos sin contacto previo con ningún equipo. Cuando hice público mi deseo de dejar el baloncesto brasileño, el Força Lleida se puso en contacto conmigo para poder explicarme su proyecto y eso fue lo que me atrajo. Evidentemente que era una opción atractiva para mí por la cercanía con la familia, pero hubo más opciones y si su proyecto no me hubiera convencido, te aseguro que hubiera tomado una decisión muy diferente. Me apetecía jugar en una ciudad como esta que disfruta mucho con el baloncesto e ilusionar de nuevo a su gente”.

Fuente: FEB