La semana pasada el Rio Natura Monbus comunicaba cual sería el primer jugador que desde la liga Adecco Oro ‘ascendería’ a la Liga Endesa el próximo curso. Los compostelanos convencieron al onubense Fran Cardenas, quien tras dos mágicas temporadas en Oviedo tendrá la oportunidad de demostrar su potencial en la máxima competición del baloncesto español. Una oportunidad que también se han ganado más de una decena de profesionales que han cuajado una brillante temporada con sus respectivos equipos. Desde Marius Grigonis a Taylor Coppenrath pasando por muchos jugadores españoles.

En primer lugar, y teniendo en cuenta que salvo sorpresa alguna Jordi Trias jugará de nuevo en la Liga Endesa con el ascendido MoraBanc Andorra, es justo hablar (una vez más) de Pep Ortega. En números no ha habido (salvo Trias) ningún jugador mejor en la competición que él. El pívot catalán de 2’01 metros ha obtenido unos excelentes 14’3 puntos y 8’6 rebotes por encuentro a lo largo de la temporada regular, siendo además fundamental en los playoffs por el ascenso para que el conjunto burgalés le ganase la eliminatoria al Palencia Basket. Su temporada merece, desde luego, ser premiada con la llamada de algún equipo que compita en la Liga Endesa, y es que es llamativo que a sus ya 30 años jamás le hayan dado la oportunidad de demostrar su potencial en la máxima competición del baloncesto español. Y junto a él es obligatorio mencionar a su compañero esta temporada Taylor Coppenrath. «El hombre ascensos de la liga Adecco Oro«. Nada más y nada menos que hasta en cinco ocasiones ha conseguido el interior estadounidense ascender a la Liga Endesa, pero al igual que Ortega jamás ha llegado a disputar un sólo partido en ACB. Sus números en los playoffs han sido de 12’6 puntos y 4’1 rebotes por encuentro.

Del segundo al tercero, de Burgos a Palencia. Xavi Forcada, Miki Feliu, Roger Fornàs  o el veterano Urko Otegui. Esta temporada había equipazo en Palencia y cerca se quedaron de ascender a la Liga Endesa. Se quedaron a las puertas, pero eso no implica a que muchos de sus jugadores en la presente temporada jueguen el siguiente curso junto a los mejores jugadores del país. ¿Por qué no pueden los Otegui, Feliu y compañía competir junto a las estrellas del baloncesto español? Llevan varios años dejando destellos de su calidad en la segunda división del baloncesto español y han demostrado en más de una ocasión estar capacitados para dar el salto.

De Castilla y León vamos a Aragón, concretamente a Huesca. Los jóvenes de Quim Costa han completado una sensacional temporada y muchos de ellos han aprovechado el curso para llamar a las puertas de la Asociación Clubes de Baloncesto. En primer lugar es conveniente recordar el nombre de Marius Grigonis, uno de los mayores talentos europeos en la generación del 1994. La próxima temporada va a ser seguro jugador de la Liga Endesa, y es que ya tiene ofertas sobre la mesa el cliente de You First. Sus promedios en su primera temporada lejos de su Lituania natal han sido de 13 puntos, 2’9 rebotes, 2 asistencias y 13’2 de valoración. Tal ha sido su rendimiento que ha sido premiado por el seleccionador lituana para entrar en la pre-selección de Lituania para la próxima Copa del Mundo. Además de él, también han cumplido por encima de las expectativas puestas en ellos al comienzo de la temporada Pierre Oriola y Lluís Costa. El pívot catalán con pasado en Lleida y Manresa ha sido junto al ‘pimentonero’ Víctor Arteaga una de las gratas sorpresas esta campaña en la liga Adecco Oro, mientras que Costa, «la joya que dejó escapar el FC Barcelona«, fue de menos a más a lo largo del curso y a sus 21 años está llamado a seguir los pasos de (por ejemplo) Fran Cardenas. Base joven, explosivo y sobradamente preparado para jugar en ACB.

Obligatorio también pasar por Galicia, y es que el haber tenido a tres equipos competir en la Adecco Oro significa haber disfruta de muchos jugadores con potencial ACB. El primero al que mencionamos es a Michel Diouf, pívot con pasado en el Baloncesto Fuenlabrada y que ha deslumbrado esta temporada en las filas del Ribeira Sacra Breogán de Lisardo Gómez. El pívot nacido en Senegal de 2’07 y 25 años ha promediado 13’9 puntos, 7’3 rebotes y 18’1 de valoración por encuentro en el conjunto lucense. Números similares a los del ‘coruñés’ Jason Cain en playoffs. El jugador del Leyma Basquet Coruña explotó en el final de temporada y en la eliminatoria ante el Oviedo Club Baloncesto demostró ‘como se las gasta’. Sus promedios fueron de 23 puntos, 6 rebotes y 22’5 de valoración. Otro que ha causado buena impresión es el escolta dominicano Sean Ogirri, quien en su cuarto año en tierras gallegas (ha jugado en Ourense, Lugo y este año Coruña) ha obtenido unos números de 10’9 puntos y 2’2 rebotes.

Entre los que más destacan encontramos a Mikel Uriz, quien ha vuelta a cuajar una sensacional temporada, consiguiendo que conforme pasen las jornadas la competición le quedase cada vez más pequeña. El Cocinas.com Clavijo ha disfrutado mucho de su magia, talento y sabiduría en el parqué, siendo protagonista en la mayor parte de los partidos que los de Jesús Sala han disputado en el presente curso. En el mismo equipo causó buena impresión el ‘zaragozano’ Laszlo Dobos, quien aprovechó la cesión al equipo riojano para obtener buenos números y convencer al CAI Zaragoza de que tiene en el húngaro a un jugador muy aprovechable para un futuro cercano. Y ya que hablamos de vinculaciones es conveniente escribir los nombres de Luis Conde, Kenan Karahodzic, Morayo Soluade o Tautvydas Sabonis, los cuales dieron un paso al frente en el playoffs (a pesar de caer eliminados por un 2-0 en cuartos de final) tras la marcha del MVP Ricardo Guillén.

Nombre Posición Altura Equipo Promedios temporada

Pep Ortega

AP

201 cm.

Ford Burgos

13’3p+8’4r+2as y 18’4 val.

Marius Grigonis

B/E

199 cm.

LOBE Huesca

13p+2’9r+2as y 13’2 val.

Jason Cain

P

208 cm.

Leyma B. Coruña

13’2p+6’1r+1’5as y 13’4 val.

Urko Otegui

P

203 cm.

Palencia Basket

11’8p+6’6r+1’7as y 15’8 val.

Pierre Oriola

P

208 cm.

LOBE Huesca

14p+6’1+0’7v y 13’8 val.

Taylor Coppenrath

P

205 cm.

Ford Burgos

10’2p+5’1r+0’6as y 11’2 val.

Sean Ogirri

E

192 cm.

Leyma B. Coruña

10’9p+2’2r+1’5as y 8’6 val.

Michel Diouf

P

207 cm.

Ribeira Sacra Breogán

13’9p+7’3r+0’6as y 18’1 val.

Lluís Costa

B

187 cm.

LOBE Huesca

9p+2r+3as y 7’8 val.

Mikel Uriz

B

182 m.

Cocinas.com Clavijo

7’8p+2’4r+5as y 12’3 val.

Laszlo Dobos

P

219 cm.

Cocinas.com Clavijo

6’4p+3’8r+0’7as y 7’7 val.

Todos los jugadores anteriormente mencionados pueden presumir de haber llegado a disputar partidos de playoffs en la presente temporada, y ojo, entre los no mencionados nos dejamos jugadores de la talla de Albert Sabat (Ford Burgos), Adrián Laso (Ribeira Sacra Breogán) o Álvaro Muñoz (Oviedo Club Baloncesto), los cuales tienen obviamente cabida en la Liga Endesa. Ahora bien, entre los equipos que no disputaron los playoffs nos encontramos con el Força Lleida de Álex Llorca o el FC Barcelona «B» de Oriol Paulí, Ludde Hakanson o Marc García, prometedores jugadores que han hecho números y realizado una buena temporada que les ha podido servir para ganarse la confianza de algún equipo ACB de cara al próximo curso.

 Prometedor también es Dejan Todorovic, perla del Unicaja de Málaga. El escolta balcánico ha cuajado una brillante temporada con el Clínicas Rincón y resulta muy difícil pensar que la siguiente temporada no tenga ofertas de varios equipos ACB, los cuales obviamente solamente podrían tener a «Deki» mediante una cesión de Unicaja. Similar a lo de las tres perlas blaugranas (Pauli, Hakanson y García) y muy diferente a Llorca. Álex ha demostrado en Lleida estar totalmente preparado para dar el salto siendo una de las estrellas de la segunda división del baloncesto español, llegando a alcanzar los 30 de valoración en partidos cruciales para su equipo.