El verano de Edu Hernández-Sonseca ha sido, cuanto menos, atípico. El pívot madrileño, de 31 años, había fichado por el Valladolid para jugar en la Adecco Oro, después de un año en el que jugó en Irán y en Bélgica. Estaba en forma y en uno de los amistosos hizo 40 de valoración con 25 puntos y 12 rebotes.

A dos días de empezar la temporada la FIBA bloqueó su inscripción. No aceptó su transfer por las deudas del conjunto castellano con Othello Hunter, que jugó en el Valladolid en la 2012-2013.

A dos días de empezar la temporada, Sonseca se quedaba sin equipo y el Valladolid, sin pívot. Ahora el panorama ha cambiado. El Planasa Navarra, también de la Adecco Oro, ha anunciado su incorporación por una temporada y pone fin al verano más peculiar del ex madridista.