El próximo 3 de octubre arranca una Adecco Oro en la que 15 equipos intentarán repetir lo conseguido la temporada pasada por el MoraBanc Andorra, ahora equipo de la Liga Endesa. Respecto a la edición anterior encontramos, a excepción del conjunto pirenaíco y del descendido FC Barcelona ‘B’, a los mismos equipos en la categoría además de los recientemente ascendidos Club Bàsquet Prat-Joventut y Palma Air Europa y al Club Baloncesto Valladolid, que descendió desde la máxima competición del baloncesto español.

Regresar a la Liga Endesa es precisamente el objetivo de los pucelanos, que cuentan con una de las mejores plantillas en la división de plata del baloncesto nacional esta campaña. No obstante, los hombres de Porfirio Físac no tendrán fácil su retorno: Ribeira Sacra Breogán, Club Melilla Baloncesto, Palencia Basket y Ford Burgos están señalados como los conjuntos que estarán en los puestos punteros de la Adecco Oro en este nuevo curso.

MELILLA BALONCESTO, EL EQUIPO QUE MÁS ¿Y MEJOR? SE HA REFORZADO…

Analizando las plantillas ha sido sorprendente lo mucho y bien que se ha reforzado el Club Melilla Baloncesto de cara a esta temporada. El equipo que por segundo año consecutivo dirigirá Alejandro Alcoba se ha desprendido de ocho jugadores con los que contó la temporada pasada.

No siguen Héctor Manzano (jugará en Francia), Adrián Fuentes (Club Baloncesto Lucentum), Sergi Pino (Club Baloncesto Valladolid), Iñaki Narros (regresa al Planasa Navarra), Joan Riera (Bàsquet Pla), Deividis Busma (Club Ourense Baloncesto), Jonathan Burley ni Darien Brothers. Es decir, respecto a la temporada 2013-14 solamente seguirán defendiendo la elástica azul Eloy Almazán, Devin Wright y el joven base de 24 años Pelayo Larraona.

Hasta la fecha han sido ocho las incorporaciones que ha hecho el conjunto melillense. Desde Palencia y Andorra llegan Quique Garrido y Eric Sánchez para formar una de las mejores parejas de base en la liga. Como escoltas encontramos una mezcla que promete dar muchas alegrías en el Pabellón Javier Imbroda: Carles Bravo llega después de haber guiado al Palencia Basket hacía los mejores años de su historia y como ‘rookie’ los de Alcoba han apostado por Spencer Butterfield, un jugador de 22 años formado en la Universidad de Utah State que promedió 12.9 puntos y 6.2 rebotes por partido la campaña pasada en la NCAA. Cerrando el perímetro (aleros) y acompañando al andaluz Eloy Almazán ha llegado el talentoso alero balear Joan Tomàs, hermano de Pere Tomàs (CAI Zaraoza) y que ha jugado la última temporada en Logroño con el Cocinas.com Clavijo.

La cosa no queda ahí. Por dentro, en la pintura, el Club Melilla Baloncesto ha encontrado en el palentino Adrián Laso (ex del Baloncesto Fuenlabrada que jugó cedido en Lugo la temporada pasada) al sustituto idóneo de Héctor Manzano, uno de sus mejores jugadores el curso anterior. Desde Grecia también llega Giorgios Tsiaras, un ala-pívot de 32 años y 2’07 m. que el curso anterior en Rumanía a los servicios del Gaz Metan Media tuvo unos promedios cercanos a los 10 puntos y 4 rebotes. Como pívots, acompañando a Devin Wright, mucho talento: desde Huesca llega Edu Gatell, una de las gratas sorpresas la temporada pasada en la liga Adecco Oro.

PALENCIA BASKET… ¿REPETIMOS?

Una de las revelaciones la pasada temporada también fue el Palencia Basket, que a las órdenes de Natxo Lezkano disfrutó de uno de los mejores cursos de su historia, siendo finalista en la Copa Príncipe, quedando en segunda posición de la liga regular y perdiendo la final por el ascenso ante el Ford Burgos.

Respecto al curso anterior solamente siguen tres jugadores en el conjunto palentino: el base catalán Xavi Forcada, el ala-pívot catalán Roger Fornàs y el pívot donostiarra Urko Otegui, que fue uno de los jugadores más determinantes en la edición anterior de la Adecco Oro con casi 20 de valoración por encuentro. Además de Quique Garrido y Carles Bravo (que seguirán jugando juntos en tierras melillenses), tampoco continuarán defendiendo la elástica morada Nick Barbour, Charles Obouo, Miki Feliu (Ford Burgos), Albert Moncasi (Club Baloncesto Valladolid), Guillermo Rejón (Club Ourense Baloncesto) ni el joven base hispalense Adrián Camino (Club Baloncesto Villarrobledo).

No obstante, a pesar de perder a medio equipo, los aficionados del equipo palentino están convencidos de que disfrutarán de una gran temporada y todo ello gracias al buen trabajo que ha hecho en los despachos la dirección deportiva (junto a la técnica) del Palencia Basket. Sustituyendo a Quique Garrido y acompañando a Xavi Forcada en la dirección del juego llega el catalán Dani Rodríguez, procedente del Ribeira Sacra Breogán Lugo. Desde Ourense y para alternar las posiciones de base y escolta ha llegado Rafa Huertas tras completar una buena temporada en el COB de Gonzalo Garcia de Vitoria. Jon Cortaberria, ex del Gipuzkoa Basket, regresa a la liga Adecco Oro para liderar el perímetro morado y ocupar el sitio que ha dejado vacío Miki Feliu. Gabe Rogers, formado en Northern Arizona University, tendrá su primera experiencia en el baloncesto profesional en Palencia.

Por dentro, en la pintura, ‘sólo’ dos nuevos fichajes para acompañar a Urko Otegui y Roger Fornàs. Tras su paso por la Liga Endesa con el Bàsquet Manresa, Óliver Arteaga regresa a la liga Adecco Oro para ser uno de los referentes interiores de la categoría. Y tras conseguir el ascenso con el MoraBanc Andorra llega otro jugador con pasado en la mayor competición del baloncesto español, el pívot Thomas Hampl, que jugó en su día con el Bilbao Basket.

UN EQUIPO CON SABOR ACB PERO QUE TODAVÍA ESTÁ POR COMPLETAR

Tras varias temporadas compitiendo y quedándose cerca de conseguir el deseado ascenso que les conduzca hasta la mayor competición del baloncesto español, el Ribeira Sacra Breogán de Lugo tratará de dar la campanada esta temporada en la liga Adecco Oro. Equipo tienen para ello, y es que el equipo que entrena Lisardo Gómez ha sabido moverse muy bien a la hora de incorporar jugadores para la nueva temporada.

Al igual que en la mayoría de equipos en la división de plata del baloncesto nacional ha habido muchas bajas (y altas) durante el verano. Se han ido diez jugadores y en su lugar han llegado ocho, por lo que a priori la plantilla todavía no está completa. Entre las bajas más destacadas cabe destacar las de Tyrus McGee (Eisbaeren) y Michel Diouf (Ford Burgos). Además de éstos y los anteriormente mencionados Dani Rodríguez (Palencia) y Adrián Laso (Melilla), tampoco seguirán en Lugo el siguiente curso Alex Bortolussi (Amics Castelló), Pablo Almazán (Planasa Navarra), Haukur Palsson (LF Basket), Roeland Schaftenaar, Manu Gómez y el joven alero Charles Nkaloulou (Conservas Cambados).

Unos (muchos) se van y otros llegan. El Ribeira Sacra Breogán de Lugo se ha reforzado con varios jugadores con experiencia en la Liga Endesa. Tras conseguir el ascenso con MoraBanc Andorra, Dani López llega a Lugo para acompañar al joven lucense Adrián Chapela en la dirección de juego del ‘Breo’. Álex López seguirá defendiendo la elástica celeste y en lugar de  a McGee tendrá al ex-Manresa Álex Llorca como compañero en la posición de escolta. El exterior catalán aterriza en Galicia después de haber brillado esta pasada temporada a las órdenes de Joaquín Prado en Lleida. Para cerrar el perímetro y también desde Lleida ha llegado Osvaldas Matuilonis, una de las sensaciones del curso la temporada pasada. El litano Justas Tamulis vivirá en Lugo su primera experiencia lejos de tierras bálticas.

En la zona lucense encontramos a un jugador llamado a estar entre los más valorados de la liga esta temporada: Mamadou Samb, que llega al Breogán después de varios años en Bilbao sin disfrutar de demasiado protagonismo para demostrar la calidad que atesora. Acompañando al pívot formado en las categorías inferiores del FC Barcelona estarán Kevin Van Wijk (procede del Oviedo Club Baloncesto) y a los rookies Kenny Lawson Jr. (Ramat Hasharon) y Brandon Edwards (UT-Arlington).

FORD BURGOS, UN EQUIPO ACB EN LA LIGA ADECCO ORO

Es difícil tener mejor equipo que la temporada anterior después de que tu mejor hombre dé el paso y ‘ascienda’ a la Liga Endesa pero -una vez más y ya van unas cuantas- el Ford Burgos ha vuelto a conseguir formar una plantilla que promete estar en los puestos punteros de la clasificación en la liga Adecco Oro. Recordemos que el conjunto burgalés ha conseguido en los dos últimos años ascender de categoría y que por problemas económicos no está jugando en la liga que le correspondería, la Liga Endesa.

Se marchó Pep Ortega (Tuenti Móvil Estudiantes) y junto al ala-pívot catalán también abandonaron la disciplina burgalesa Antonio Peña (Guerreros Bogotá), Mareks Mejeris (VEG Riga), Romà Bas (Palencia Basket) y Juan Alberto Aguilar, que ha decidido retirarse a pesar de su temprana edad. En lugar de éstos solamente ha hecho falta incorporar a cuatro jugadores, y es que el Ford Burgos de Andreu Casadevall ha sido el equipo de la liga Adecco Oro que menos (¿y mejor?) se ha movido en los despachos a lo largo del verano.

Desde Huesca y para acompañar al catalán Albert Sàbat en la dirección del juego llega el joven Lluis Costa, siendo éste uno de los fichajes del verano después de haber causado muy buena impresión en las dos últimas temporadas por tierras oscenses. Acompañando a Anton Maresch y Jeff Xavier para cerrar el perímetro burgalés estarán Miki Feliu (procedente del Palencia Basket) y Juan Ignacio Jasén, que regresa a España después de varios años jugando en su país, Argentina.

Por dentro ha habido un único fichaje. Desde Lugo llega Michel Diouf, ex-jugador del Baloncesto Fuenlabrada y uno de los jugadores más valorados en la división de plata del baloncesto español el curso anterior a los servicios del Ribeira Sacra Breogán. Por tanto, Sergio Olmos, Taylor Coppenrath y Jorge García (recuperado ya de su lesión) continuarán defendiendo la elástica azul en El Plantío.

La plantilla del Ford Burgos está cerrada. Serán diez jugadores y subirá con el primer equipo el canterano José Manuel, un joven exterior que puede jugar tanto de escolta como de alero.

CLUB BALONCESTO VALLADOLID Y LA ‘OBLIGACIÓN’ DE REGRESAR A LA LIGA ENDESA

El recién descendido a la liga Adecco Oro tiene la complicada misión de conseguir regresar a la Liga Endesa. Salvo un jugador (Iván Martínez), nadie más sigue en Valladolid respecto al equipo que quedó colista la temporada pasada en la Liga Endesa, por lo que el prouecto es totalmente nuevo. Porfirio Físac que ya entrenó al equipo vallisoletano hace varios años regresa a Pucela para ocupar el sitio que ha dejado vacío el catalán Ricard Casas.

Respecto a la pasada temporada no siguen: Pepe Pozas (Río Natura Monbus), Antonio Izquierdo (Marín Peixe Galego), Armon Johnson (LeMans), H. VIlhjalmsson (Mittledeutscher), Danilo Andjusic (Bilbao Basket), Marcos Suka-Umu (Club Ourense Baloncesto), Dimitris Haritopoulos (La Bruixa d’Or Manresa), Lamont Mack (Formosa), Djordje Drenovac (Igokea) y Omari Johnson. En su lugar y hasta la fecha Porfi Físac solamente cuenta con 10 jugadores para el primer equipo y con algunos vinculados, entre los que encontramos al jugador del Chad Edmond Koyanouba.

En la posición de base el conjunto pucelano cuenta con uno de los mejores bases la temporada pasada en la liga Adecco Oro, Mikel Úriz, que llega procedente del Cocinas.com Clavijo. Acompañando a éste, el base-escolta Nikola Rakocevic (que todavía no ha llegado a Valladolid). Sergi Pino (jugó en Melilla el curso anterior) y Román Montañez (Baloncesto Fuenlabrada) forman junto al vallisoletano Iván Martínez el juego exterior deun Club Baloncesto Valladolid que todavía podría incorporar a un escolta-alero para cerrar el perímetr.

En la zona del Pisuerga lucharán varios jugadores con pasado en la Liga Endesa. De vuelta a España tras un paso por el extranjero está el experimentado Edu Hernández-Sonseca, quien además de veteranía aportará talento en el juego interior del conjunto morado. Además de Edu, Porfi Físac también contará con Sergio de la FuentePape Abdoulaye (Sidrería Ferrol), Micky Stobart (Río Natura Monbus) y Javi Lucas, una de las revelaciones el curso anterior con Títo Díaz en el Leyma Basquet Coruña.