El regreso de Nacho Martín a Valladolid ha sido uno de los fichajes del verano en la LEB Oro. La llegada del ala-pívot español se puede definir muy bien con las palabras de su entrenador (Hugo López) una vez que se hizo oficial la incorporación:

Nacho Martín es un icono del baloncesto vallisoletano y esto supone un momento de felicidad para el deporte de la ciudad y este equipo

Ahora es el jugador el que ha analizado su regreso y las expectativas del Real Valladolid para la temporada 20/21 en una entrevista con la FEB. Estas han sido sus palabras:

Sí, regreso a casa, ese fue exactamente el planteamiento que me hice durante el verano y por eso estoy hoy aquí. Volver a casa es algo que siempre resulta atrayente, pero este año lo era mucho más por el crecimiento que ha experimentado el club durante las últimas temporadas y por lo vivido el año pasado donde terminaron la Liga como primeros ganándose el derecho a ascender. En ese momento no fue posible, pero creo que el club está haciendo bien las cosas y mejorando año tras año para poder intentarlo. A eso se unía mi deseo de poder estar de nuevo aquí, mis ganas de pasármelo bien junto a mi gente y la posibilidad de que todo ello estuviera acompañado de un buen baloncesto así que no hubo mucho que pensar. El momento adecuado era ahora”.

«El club tiene unos objetivos de crecimiento, pero siempre dentro de sus posibilidades. Durante estos años han demostrado que pueden llegar lejos a base dando pequeños pasos y esa es la filosofía con la que se ha afrontado este año. Quieren ser un equipo firme y para ello han apostado de nuevo por el bloque de jugadores del pasado curso reforzado con la calidad que pueden darnos jugadores que conocen bien la competición y entre los que me encuentro. Es una apuesta por seguir con esa línea ascendente y vamos a ver hasta dónde puede llevarnos”.

“Yo soy defensor del jugador nacional y de su capacidad para impulsar sobre la pista el talento de nuestro baloncesto, pero la mayoría de los clubes esto no parece importarles mucho. En ACB hay cada vez menos jugadores españoles y eso hace que cada año te identifiques menos con el equipo al que vas a apoyar, pero yo creo que eso en mi club es algo que no pasa. Tenemos la suerte de tener a cuatro jugadores ya no solo españoles sino nacidos en su propia ciudad y eso es algo para estar realmente orgullosos, algo que muchos equipos deberían tomar como ejemplo. Hay que defender y cuidar al jugador nacional porque, cuando competimos como Selección a nivel internacional, hemos demostrado ser realmente buenos”.

«A mis 37 soy el mismo jugador que cuando tenía 24 y que a su vez seré el mismo cuando tenga 42. A mí lo que me gusta es pasármelo bien jugando al baloncesto ya sea en 5×5, en 3×3 o yo sólo con una canasta… Sigo siendo el mismo chico que siempre ha disfrutado mucho con el baloncesto y, aunque ahora quizá no tenga las mismas piernas que hace unos años, mi ambición y mis ganas de lograr cosas siguen intactas y esa es la actitud con la que afronto esta nueva temporada”.

Entrevista completa: FEB