La de Thomas Schreiner fue una canasta que no se olvidará en mucho tiempo en Bilbao. El base austríaco anotó un triple lejanísimo, desde más de 7 metros, que certificaba el triunfo del RETAbet Bilbao Basket en la final de su Final Four, ante el Iberojet Palma, y les daba el ascenso a la Liga Endesa. Una explosión de alegría en un pabellón abarrotado, Miribilla, que disfrutó con la fiesta de los Hombres de Negro:

Una canasta clave de un jugador que acabo con 15 puntos… todos en forma de triples. Y una acción que luego él mismo explicó en rueda de prensa, después de bromear sobre las claves de la victoria bilbaína (“Mi triple, ¿no?). ¿Cómo se llegó a esa acción? Tuvo mucho que ver un veteranazo, Javi Salgado:

“Javi (Salgado) y yo habíamos hablado antes sobre lo que íbamos a hacer. Y Javi sabe más de baloncesto que nadie. Me ha dicho: “Tú ve ahí, estarás solo, y tiras”. Y le dije: “Vale Javi, lo hago”. Así que fue bastante fácil”

Foto: @NPhoto (Alberto Nevado) – FEB