Hace algo más de una semana el ICL Manresa disputaba la Copa Princesa en Lugo ante el Cafés Candelas Breogán. El equipo manresano conseguía darle la vuelta a una diferencia de 22 puntos tras el descanso pero no fue suficiente para acabar llevándose la victoria. Una decepción para toda la hinchada del Manresa que había acompañado a su equipo a tierras gallegas.

Uno de esos aficionados desplazados a Lugo era Lluís Martínez. Tras llegar a casa después del largo viaje se enteraría de que su madre y su hermana habían fallecido en un accidente de tráfico. Pese a la terrible pérdida Lluís no faltó a su cita con el Nou Congost al domingo siguiente y el ICL Manresa pudo dedicarle la victoria ante el Araberi por 99 a 88.

A la conclusión del partido todo el equipo manresano se dirigió a uno de los fondos para entregarle una camiseta firmada. Lluís, visiblemente emocionado y con la ovación de todo el público del Nou Congost, se abrazó uno por uno con todos los jugadores y el cuerpo técnico.

A continuación podéis ver la escena narrada por Carles Jódar, de Radio Manresa.

FOTO: Quim Alberch