Veinte victorias y cuatro derrotas. Balance abismal para un club que a falta de dos jornadas para la conclusión de la liga regular ya ha conseguido el soñado ascenso a la Liga Endesa. Perfecta temporada donde los hombres de Joan Peñarroya han cumplido con las expectativas esperadas antes de principio de temporada justo cuando la directiva confeccionó una plantilla con sabor a ACB, juntando jugadores veteranos con experiencia en la mayor competición del baloncesto español (Jordi Trías, Marc Blanch, David Navarro) con profesionales con ganas de comerse el mundo y de tener una oportunidad en una de las mejores competiciones del viejo continente (casos como los de Shaun Green, Thomas Schreiner, Tomas Hampl, Asier Zengotitabengoa o el incansable Eric Sánchez). Ahora empieza otra batalla, la de los despachos: River Andorra MoraBanc tendrá que reunir cerca de siete millones de euros para salir en ACB.

River Andorra ya es ACB _Foto BCA_ _1_

Mientras tanto toca disfrutar de lo conseguido como ya se disfrutó hace dos temporadas, cuando el equipo pirenaico logró el ascenso desde la Adecco Plata a la Adecco Oro siendo al final de temporada regular el primer equipo clasificado en la liga regular. La temporada pasada estuvieron cerca de lograr una hazaña que de haber logrado hubiera sido histórica, ya que en su regreso a la segunda división del baloncesto español estuvieron muy cerca de ascender a la Liga Endesa quedándose a las puertas en dos ocasiones y tras perder dos finales. La primera fue en Burgos y dio el liderato al Ford Burgos que al no disponer del dinero exigido no pudo completar el ascenso y la segunda fue en casa ante el Lucentum, en una preciosa final de playoffs en la que el Lucentum de Alicante les ganó la batalla, pero finalmente también tuvieron que renunciar al ascenso por problemas económicos.

No a la primera, pero sí a la segunda oportunidad. Hazaña conseguida, Andorra vuelve a respirar a ACB dieciocho años después. Para ello han necesitado a doce héroes y un cuerpo técnico liderado por Joan Peñarroya, que ha estado a la altura de un proyecto creado para ello.

Entre los componentes de la plantilla conviene resaltar por encima del resto a tres jugadores con pasado en la mayor competición nacional y que han bordado una temporada fantástica en Andorra. Ellos son Jordi Trías, MVP de la competición y la pareja exterior formada por los escoltas Marc Blanch y David Navarro, dos jugadores que han demostrado en la actual temporada que el lugar que les corresponde es la Liga Endesa y no la liga Adecco Oro.

Jordi Trias

Un líder: Jordi Trías. Muchos dudaban de él cuando desde Badalona ‘descendía’ para sumarse al increíble proyecto del River Andorra MoraBanc. Él, con su talento y descaro, no tardó en hacerse el amo y señor de la segunda competición más importante a nivel nacional. Sus números le elevan hacía lo más alto, el MVP de la temporada (como ya fue en la Copa Príncipe): 14’2 puntos (61’9% en tiros de campo), 9 rebotes, 2’7 asistencias, 4’3 faltas recibidas y 24 de valoración. Su gran campaña no ha pasado desapercibida en la Liga Endesa, donde ya le esperan con los brazos abiertos de cara a la próxima temporada. De hecho, tras conseguir el ascenso el mismo jugador ha confesado en unas declaraciones que durante la temporada le han llegado ofertas para abandonar el Principat d’Andorra y finalizar el curso compitiendo en la ACB.

Fotor0327110741

Desfachatez y talento: Marc Blanch y David Navarro, una pareja letal en el perímetro. Garra, carácter, intensidad y mucha personalidad. Ambos han tenido una corta etapa y poco exitosa en la Liga Endesa, aunque han sido pieza clave para que Andorra sea hoy un equipo ACB. Marc Blanch (14’8 puntos y 2’3 rebotes) con sus triples y sus apariciones cuando nadie le esperaba ha dejado claro cual es la competición que merece jugar la próxima temporada después de no contar con protagonismo cuando perteneció al ‘Estu’. Por su parte Navarro (11 puntos, 3’5 asistencias y 13’5 de valoración), ex Manresa, Valencia y Valladolid, ha vuelto a lograr lo que hace dos años logró con Menorca, además volvió a ser clave con su carácter y entrega partido tras partido.

Además de estos tres, han sido claves por encima del resto Shaun Green y Eric Sánchez, éste último guió a los andorranos en la final de la Copa Príncipe y junto la colaboración de sus compañeros ha conseguido hacer olvidar al lesionado Thomas Schreiner, uno de los mejores directores de juego en la competición. Tomas Hampl, Asier Zengotitabengoa o Pablo Sánchez han sido otros tres jugadores que pese a no haber conseguido grandes números han sido importantes en partidos decisivos que de no haber ganado, la clasificación hubiera sido distinta. También conviene mencionar a los veteranos Jesús Fernández y Dani López, que se han incorporaron con la temporada empezada y consiguieron integrarse rápidamente al equipo. Por último, destacar los nombres de Colom y Gerbert Martí, dos jóvenes jugadores que sin contar con demasiado protagonismo ha crecido mucho en el presente curso gracias a la buena dinámica de entrenamientos.

Fotos: Federación Española de Baloncesto.