Nacido en Nueva York, formado en la Universidad de Rochester y desde el verano de 2013 vinculado al CAI Zaragoza. Su nombre es John Di Bartolomeo y la temporada pasada, su primera lejos de América y la que iniciaba su carrera deportiva, consiguió deslumbrar y maravillar a Palma de Mallorca jugando a los servicios del Bahía de San Agustín en la liga Adecco Plata.

Willy Villar -un genio a la hora de descubrir talentos- y José Luis Abós eran conscientes de que el salto desde la categoría de bronce del baloncesto español a la de oro era muy grande, y por ello decidieron mantener a su joven promesa lejos de Zaragoza para que continuase con su proyección al igual que recientemente han hecho con Javi Marín (Lucentum Alicante), Marcos Portalez (Planasa Navarra) y Laszlo Dobos (Leyma Basquet Coruña).

Su destino para la presente temporada sería de nuevo las Islas Baleares, y es que el Palma Air Europa (Bahía San Agustín) se inscribió en la liga Adecco Oro y tenía la intención desde el primer día de seguir dando protagonismo al talentoso base de 1’83 metros de altura. No, no es un jugador demasiado alto pero sí muy talentoso y con un futuro muy prometedor. Tiene 23 años y es un director que además de tener buena visión de juego es fantástico técnicamente, eficaz de cara al aro (sobre todo desde el 6’75) e inteligente, de los que acostumbran a cometer pocos errores y ser protagonistas en los momentos más delicados e importantes de partido.

Di Bartolomeo

Mismo equipo que el curso anterior aunque liga nueva. “La temporada pasada en Adecco Plata fue un gran año para mí en cuanto aprendizaje, lo que me ayudó a crecer como jugador y a haberme adaptado rápido a una Adecco Oro cuya velocidad es diferente. En esta liga los jugadores son más atléticos lo que se traduce en un ritmo de juego más alto. Esto tiene que ayudarme a seguir creciendo de cara a un futuro en el que sería todo un sueño jugar en la Liga Endesa pero, por ahora, tan sólo pienso en esta temporada y en poder ayudar al máximo posible al Palma Air Europa”, expone a Pablo Romero (FEB.es) un sonriente y feliz Di Bartolomeo.

Tiene talento y nivel para brillar en la división de plata del baloncesto español y apenas ha necesitado dos jornadas para que su nombre ocupe lugares importantes en la prensa. Su equipo, el Bahía de San Agustín, ha comenzado la temporada de la mejor manera posible: ha cuajado dos excelentes partidos que han sido recompensados con las dos primeras victorias en el casillero. ‘Di Barto’, clave y héroe en la última de ellas ante el Cocinas.com en Logroño. El director de juego se fue hasta los 20 puntos (5/6 en triples), 10 rebotes, 2 asistencias, 3 faltas recibidas y 30 de valoración, unos números que le han convertido en MVP de la jornada.

DiBarto

En Palma de Mallorca sonríen y disfrutan con él mientras que en Zaragoza, acabada la semana grande en la ciudad con la virgen del Pilar de por medio, se frotan las manos con un jugador llamado a estar en un futuro próximo dirigiendo en la pista del Príncipe Felipe con la elástica ‘rojilla’. De ser el mejor base el último año en la Adecco Plata a ser, a día de hoy y tras dos semanas de competición, el mejor de la Adecco Oro. ¿Su sueño? Jugar en la Liga Endesa. Siempre paso a paso, no existe otra fórmula de conseguir las cosas y el estadounidense lo sabe.

Antes de emigrar hacia España para iniciar su carrera deportiva maravilló en el continente americano con la Universidad de Rochester, donde estuvo durante cuatro años. En su último año no hubo un jugador mejor que él en toda la competición y al acabar la liga fue premiado con el galardón de MVP de la NCAA III al conseguir unos guarismos de 22’6 puntos, 5’7 rebotes, 5’3 asistencias y 2 robos por encuentro.

Firmó tres años con el CAI Zaragoza y vista su progresión en este año que lleva en España conviene seguirle muy de cerca, ya que cada vez sorprende con algo nuevo. Era de esperar que en la Adecco Oro fuera un jugador más importante conforme pasasen las jornadas pero ni el más optimista preveía un comienzo de temporada tan bueno como el que ha tenido un jugador que sueña con algún día poder jugar en la Liga Endesa. Cumplir ese sueño, si sigue cosechando tan buenos resultados, sólo será cuestión de tiempo.

John Di Bartolomeo, el talento personificado con el que sonríen en Palma de Mallorca y se frotan las manos en Zaragoza.

Fotos: Basket Zaragoza y Última Hora.