En Mallorca tienen sabor agridulce ahora mismo. Después de haber enlazado siete victorias consecutivas, el B the travel brand Mallorca Palma vio rota su racha al perder en casa contra el Real Canoe, el equipo que ocupaba la penúltima posición. El Mallorca buscaba igualar su mejor marca en la categoría, ocho victorias consecutivas, pero fue sorprendido por el equipo madrileño.

Aun así, hay muchos motivos para ser optimista. Pese a la derrota, el equipo se encuentra en la cuarta plaza de la LEB Oro, a tan solo a un punto del trío que forman Valladolid, Palencia y Gipuzkoa en la primera plaza. Son muchos los jugadores a los que podríamos destacar, como el veterano Joan Carles Bivia, el liberiano Thomas Bropleh, o un clásico como Xavi Rey, quien llegó hace unas semanas tras dejar el Olimpia Milán.

Pero hay una pareja que llama la atención por encima del resto por su peculiaridad. Se trata del dúo que forman Johan Löfberg y Alexander Lindqvist, los dos jugadores suecos que llegaron a Mallorca el pasado verano. El primero es un alero de 24 años, y el segundo un ala-pívot de 28. Löfberg ya jugó anteriormente en Oviedo y Breogán, mientras que para Lindqvist esta es su primera experiencia en España. Ambos son internacionales con Suecia.

Los dos coinciden en que contar con un compatriota ha ayudado a su adaptación a Palma.

“Es una ciudad en la que te puedes encontrar gente de todo el mundo, y especialmente de Suecia. Eso lo hace más fácil”, decía Lindqvist en una entrevista reciente para ÚltimaHora.es.

“Los compañeros han ayudado bastante. Los españoles y los que quedan del año pasado nos han acogido, y entre muchos de nosotros ya había relación antes. Ya me dijeron que el ambiente en el equipo era bueno y lo ratifico. Pero, además, hay una plantilla de enorme calidad”, añadía Löfberg

Por ahora Löfberg está siendo el jugador más importante del equipo. Está promediando 12.8 puntos, 4.3 rebotes y 13.7 de valoración, siendo el jugador más utilizado por el entrenador, Félix Alonso. Lindqvist, por su parte, parece que va ganando cada vez más importancia en la rotación con sus 8.7 puntos por encuentro. Juntos, Löfberg y Lindqvist le dan un toque sueco al buen comienzo de temporada del B the travel brand Mallorca Palma.