El Girona es uno de los equipos con historia peculiar en la actual LEB Plata. Y lo está haciendo muy bien. Tanto como para ser el líder de su división (Este) y todavía no conoce la derrota después de 7 jornadas, algo de lo que en la división Oeste tan solo puede decir el Iraurgi guipuzcoano.

El equipo que fundó Marc Gasol, que es ahora el presidente del club, está intratable y este fin de semana sumó una nueva victoria al vencer en casa al Torrons Hospitalet por 74-56. Fundado en 2014, el club empezó siendo solo una escuela de cantera (Club Escola Bàsquet Marc Gasol) y en 2017 se creó el equipo senior que empezó a competir en EBA, desde donde ascendió a su actual categoría (LEB Plata), donde ya jugaron la temporada pasada y en esta buscan dar un paso más.

Esta es una manera de intentar devolverles todo lo que me dieron en mi etapa aquí como jugador pero por mucho que haga yo creo que nunca podré devolverles todo lo que ellos me dieron a mí en un momento que era muy complicado en lo personal, un momento de dudas en el que no sabía hacia dónde debía ir, pero en el que ellos me acogieron como un gironí más, me cuidaron, me quisieron y después de dos años aquí fue una lástima que el club desapareció pero volvimos a fundar uno con el que vamos a ver hasta dónde llegamos”, explicaba Marc Gasol en esta entrevista.

Dirigidos por Álex Formento, el Girona está liderado por el americano Antonio Hester (16,7 puntos, 9,4 rebotes y 22,9 de valoración) y un trío de nacionales muy interesante que conforman Albert Sàbat (14,2 puntos y 4 asistencias por partido), Víctor Moreno (12,6 puntos y 3 rebotes) y Gerard Sevillano (12,3 puntos y 7,3 rebotes).

Foto: Basquet Girona