Romá Bas es un clásico del baloncesto LEB español, y especialmente de la liga LEB oro. Y a sus 36 años el alero nacido en Alicante continúa dando más que guerra.

Su andadura comenzó allá por 1999 en la liga EBA, donde debutó con el ya extinto Gandia Bàsquet Atlètic. Con ellos consiguió el ascenso y continuó durante tres temporadas más, para después regresar a EBA con el ADB Hellin y el Santa Pola, con el que logró un nuevo ascenso.

En 2009 llegó al Grupo Iruña Navarra de LEB Plata, con el cual logró su primer ascenso a LEB Oro, categoría que ya no abandonaría hasta la fecha. Menorca Basquet, Lucentum Alicante, Ford Burgos, Quesos Cerrato Palencia… y ahora Tau Castelló. Algunos de los ilustres de la categoría han contado con Romá Bas en sus filas en los últimos años.

A pesar de que los años ya van pesando y su rol no es tan importante como en el pasado, Romá Bas continúa siendo una pieza clave en el equipo. Ya no solo por su capacidad en el apartado defensivo o su aportación como veterano en el vestuario, sino por su extraordinario acierto desde la línea de triples, especialmente en las últimas semanas.

No en vano, en sus últimos 10 partidos Romá Bas firma más de un 65% de acierto en triples habiendo intentado 43, incluyendo un 5/5 en su último encuentro.

No sabemos si su próxima paternidad tendrá algo que ver, pero Romá Bas está ‘on fire’, y lleva ya así desde antes de navidad.

Te puede interesar…

Se llama Carles Bravo Mateu. Los aficionados de la LEB Oro seguramente le recuerden de su paso por Palencia, Melilla o el C.B. Clavijo y es que, a sus 40 años y después de una extensa carrera deportiva, sigue dando guerra.

Actualmente juega en la primera división autonómica catalana y el pasado fin de semana ha firmado una actuación excepcional. 62 puntos en la victoria de su equipo (Pizzeria Classic Aecam Malgrat) frente al U.E. Claret por 98 a 87. Carles anotó un excepcional 11 de 17 en triples, 7 de 12 en tiros de 2 y 15 de 18 en tiros libres.

Seguir leyendo.