Shalawn Cinque Miller West, más conocido como Shay Miller y jugador actualmente del Units Pel Bàsquet Gandía, se retira a los 45 años. El jugador de Chicago, llegado a España a finales del Siglo XX y nacionalizado español, aparca su trayectoria tras 23 temporadas en el baloncesto nacional entre LEB Oro, LEB Plata, EBA y Nacional.

En un comunicado publicado por el Gandía en redes sociales, Miller ha anunciado su retirada y ha agradecido la ayuda de todos aquellos que se cruzaron por su camino: «Decir que es mi último año y quiero dar las gracias a todo el mundo desde el más pequeño hasta el más grande por ayudarme». Además, sobre su actual club, al que llegó por primera vez hace casi una década, le ha querido dedicar unas palabras: «Me han abierto las puertas desde que llegué a Gandia, y me han hecho sentir de su familia. Nunca pensé que sería mi último año pero pienso que es tiempo de dar paso a los jóvenes».

Shay Miller llegó al Cornellá en 1998. Desde entonces, su carrera ha tenido escenarios como Porriño, Valls, Palma, Huelva, San Sebastián o Gandía. En total, más de 600 partidos en su mochila que le avalan como un histórico del baloncesto español. Según datos de la FEB, en los que se recogen sus temporadas en EBA, LEB Plata y LEB Oro, Miller se ha ido hasta los 10.637 de valoración (17.9 de media), con unos promedios de 12.2 puntos, 7.9 rebotes y 1.7 asistencias. Números que cuentan con un mayor valor si observamos el número de temporadas disputadas.

La última noticia publicada en KIA en Zona sobre nuestro protagonista fue en enero. Hace 4 meses informábamos de una de sus últimas grandes exhibiciones. Solo falló un tiro libre y dos de campo en todo el encuentro. Sumó 28 puntos, 18 rebotes, 3 asistencias y recibió 8 faltas, sumando todo ello para lograr un +51 de valoración. 

“El secreto es que te guste lo que haces. La clave para seguir jugando en un jugador con mi edad es tener ganas. Además, conozco mi cuerpo, por lo que me cuido mucho, si no fuera así no podría jugar al nivel que la liga exige.», afirmaba Miller hace poco más de un año. Misma entrevista para la FEB en la que añadía lo siguiente: «El baloncesto lo es casi todo en mi vida, lo amo. Es una manera de entender la vida y sacrificarte por ella, me aporta mucha felicidad. No entendería una vida sin baloncesto». Sin embargo, tras más de dos décadas con la misma rutina, al bueno de Shay le tocará darle un nuevo significado a su vida.

Quizá te interesa…

El último ascenso de Roberto Morentin antes de la retirada