Se llama Carles Bravo Mateu. Los aficionados de la LEB Oro seguramente le recuerden de su paso por Palencia, Melilla o el C.B. Clavijo y es que, a sus 40 años y después de una extensa carrera deportiva, sigue dando guerra.

Actualmente juega en la primera división autonómica catalana y el pasado fin de semana ha firmado una actuación excepcional. 62 puntos en la victoria de su equipo (Pizzeria Classic Aecam Malgrat) frente al U.E. Claret por 98 a 87. Carles anotó un excepcional 11 de 17 en triples, 7 de 12 en tiros de 2 y 15 de 18 en tiros libres.

Su exhibición fue especialmente decisiva en el tiempo extra. Tras la primera prórroga el partido seguía con empate a 81 y, en ella, Carles Bravo anotó los 17 puntos de su equipo para terminar de sentenciar el encuentro.

Su carta de lanzamiento: