El verano está reconocida por los profesionales como la mejor época del año para que un jugador siga progresando y Jorge Sanz, canterano del Real Madrid y ex-jugador del Obradoiro y Fuenlabrada entre otros equipos, lo sabe. El base madridista que iniciará su segunda temporada en el prometedor proyecto del Melilla Baloncesto ha visto el parón veraniego como un escenario idóneo para comenzar en el mejor estado posible la pretemporada.

Reportaje: Pablo Romero – Federación Española de Baloncesto