Ver para creer. Marc García, considerado como una de las mayores promesas del baloncesto europeo nacidas durante el año 1996, la ha  liado en el debut de la selección española en el prestigioso torneo de Männheim. El combinado nacional no pasó apuros para pasar por encima a Bosnia (85-55), pero no los pasó en gran parte por los 26 puntos que el escolta del FC Barcelona convirtió en una perfecta primera parte de partido y que permitió a los españoles jugar con tranquilidad en el segundo tramo de partido.

Tras el descanso, García solamente pudo anotar una canasta (firmando una estadística final de 28 puntos, 1 rebotes y 2 asistencias). Sin embargo conviene señalar que en la segunda parte se pasó quince minutos sentados en el banco a consecuencia de unos problemas que arrastraba en la espalda. Junto a él también brilló Yankuba Sima. El pívot que se está formando en la prestigiosa CBA Academy logró un doble-doble al convertir 14 puntos y capturar 12 rebotes. Los interiores Marc Bauzà (18 puntos) y Nil Sabata (5 puntos y 12 rebotes) también tuvieron un buen primer día de torneo ante los balcánicos.

Mañana España se las verá con China, que ha perdido ante Italia en el partido inaugural del Albert Schweitzer Tournament por 92-51.

Foto: Federación Española de Baloncesto.

1 Comentario

Comments are closed.