Ídolo en Suecia y promesa en Barcelona. Ludde Hakanson sigue deslumbrando allá por donde pasa y ahora, después de completar una muy buena temporada con el Fútbol Club Barcelona de la liga Adecco Oro, está arrasando en Heidelberg con Suecia en el torneo de Männheim. El joven base de 190 cm. y 18 años llegó a la ciudad condal gracias a Salva Méndez, prestigioso scout que además de a Ludde también ha descubierto talentos como el de Kristaps Porzingis (1995; Cajasol de Sevilla) o Stefan Peno (1997; FC Barcelona).

El scout de la agencia ‘U1st Sports’ descubrió a Hakanson en un torneo de su país natal donde con el Alvik (su anterior equipo) conseguía burlar al rival con su superioridad física y técnica. Fue entonces cuando Salva se dirigió a los padres de Ludde proponiéndoles una invitación para Élite Jove, el tradicional campus en verano que se celebra en Solsona (Cataluña). Fue en la localidad catalana cuando empezó a darse a conocer en el territorio nacional, ya que siendo cadete conseguía destacar jugando con jugadores de mayor edad. El FC Barcelona, mediante un entrenador, descubrió rápidamente a Ludde y le ofrecieron pasar unos días en la Masía donde entrenaría con el Barça.

Era una oportunidad única y que Hakanson no desaprovechó. Era un base físicamente superior que tenía facilidad para anotar desde todas las partes de la cancha y una visión de juego que le convertía en un jugador de vídeojuegos. No dudaron desde “Can Barça” y después de entrenar durante unos días como invitado le ofrecieron a Hakanson una beca para continuar su progresión en España. Tras consultarlo con sus padres decidió aceptar la oferta que le propuso la entidad catalana. Siendo cadete ya alternaba con el equipo  junior y desde la temporada 2012-13 hace lo propio con el filial que compite en la segunda división del baloncesto español.

El año pasado (junior de primer año) realizó una buena temporada en la liga catalana y fue clave en un equipo que quedó subcampeón de Europa y España. Su buena temporada, como no podía ser de otra manera, fue premiada con una convocatoria con la selección absoluta de su país. Haciendo historia. Con solamente 17 años se convertía en el jugador más joven de la historia en un jugar un Eurobasket. Tuvo minutos: jugó 12.4 por encuentro y promedió 5 puntos y 1 asistencia.

Esta campaña, después de hacer historia, ha continuado creciendo como jugador. El equipo junior del FC Barcelona no lo ha tocado hasta una vez acabar la liga regular con el filial culé. Precisamente ha sido él uno de los pocos jugadores que se han salvado de una temporada horrible en ‘Can Barça’, ya que no olvidemos el equipo descendió a la liga Adecco Oro. Sus números esta temporada han sido de 10 puntos, 1’7 rebotes y 2’3 asistencias en 24.8 minutos por encuentro. Más tarde llegó la ‘final four’ de la liga catalana, donde junto a Marc García lideró al Barça para por segundo año consecutivo alzarse con el título de Campeones y certificar así su presencia en Marín para la disputa del Campeonato de España.

Antes de la importante cita con el junior ‘blaugrana’ tendría que volver a defender la elástica de su país. Le esperaba Männheim, el prestigioso campeonato del mundo (no oficial) que se celebra cada dos años en la ciudad alemana de Heidelberg. Era momento de demostrar su crecimiento y así ha sido, convirtiéndose en una pesadilla para sus rivales en la primera fase: en el primer partido ante Serbia se fue hasta los 26 puntos y 2 asistencias, en el segundo lograba rozar el triple-doble con 27 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias para vencer a Argentina y para cerrar la primera fase y sellar el pase al TOP 8 lograba 24 puntos y 9 asistencias ante Inglaterra. Simplemente espectacular.

Tras ganar a Inglaterra (56-71) tocaba Turquía, firme candidato a alzarse con el Albert Schweitzer Turnier (pese a la baja de Berk Ügurlu. Suecia, con un balance acumulado de 0-1, tenía la obligación de ganar para así tener opciones de estar en semifinales. No pudo ser. Los suecos cayeron ante los otomanos por 81-64. ¿Lo único positivo? Un nuevo recital de Hakanson. La perla del Barça consiguió 23 puntos y 6 asistencias.

Mañana, sin opciones de estar en semifinales, a Suecia le espera Alemania. Sabiendo que ante el anfitrión habrá más gente Hakanson intentará concluir el torneo de Männheim haciendo un último buen partido para así llegar al campeonato de España con buenas sensaciones. Su Barça no lo tendrá nada fácil en la ciudad pontevedresa, ya que están en uno de los grupos más complicados de la primera fase: CB Melilla, Canarias Basketball Academy y CAI Zaragoza serán sus rivales.

Este próximo mes de mayo será, sin duda alguna, clave para el futuro de Hakanson. ¿Tiene cabida en algún ACB de cara a la próxima temporada? Si sigue los pasos de su compatriota Marcus Eriksson podría tener una buena oportunidad para seguir creciendo en la considerada mejor liga europea. Sino, continuaría trabajando a los servicios del FC Barcelona en la Adecco Oro o Adecco Plata, ya que pese a descender deportivamente el Barça podría comprar una plaza para que sus joyas sigan creciendo en la segunda división del baloncesto español.

Foto: David Grau/passioesportiva.cat