Es una gran oportunidad para mí. Podré jugar en una primera división europea y jugar la Basketball Champions League, algo que no iba a ser posible en España“.

Esta es la principal razón que ha llevado a Amar Sylla, una de las joyas de la cantera del Real Madrid, a cambiar España por Bélgica. El jugador senegalés jugará las próximas 3 temporadas en el Ooestende, tal y como ha publicado la ESPN. El acuerdo incluye cláusulas de salida para ir a la NBA en la que se le considera como un futuro top-20 del Draft.

Durante la próxima temporada, Sylla tendrá la oportunidad de tener minutos en cancha con la vista puesta en dar el salto, seguramente lo antes posible, a Estados Unidos, en un equipo que disputará competición europea, en lo que espera que sea un escaparate para sus condiciones, seguramente con total libertad para poder estar presente en eventos como el Nike Hoop Summit o en entrenamientos y workouts previos al draft con total disponibilidad, algo en ocasiones más complicado de llevar en una cantera como la del Real Madrid, en la que hubiera jugado en el filial de EBA del conjunto blanco.

A sus 17 años, Sylla había sido clave junto a Garuba de los títulos europeos cosechados por la cantera del Real Madrid los últimos tiempos, llegando a promediar en la última edición del ANGT 12.4 puntos, 8 rebotes y 3 tapones con un 60% en tiros de campo. Había llegado al equipo blanco con 14 años.

Creo que es el mejor paso en este momento de mi carrera. Jugaré en un equipo potente y reputado en Europa“.

Su entrenador, Dario Gjergja, también habló para ESPN y espera hacer mejorar a Sylla en apartados como en lanzamiento exterior y darle minutos importantes en un equipo que ha ganado desde 2012 todas las ligas de su país de forma consecutiva.