Señalado por muchos como el interior que puede triunfar en la NBA, Walter ‘Edy’ Tavares está sorprendiendo a más de uno con su sensacional temporada en España a los servicios del Herbalife Gran Canaria de Pedro Martínez. El interior caboverdiano de 2’20 m., es el jugador más alto de la Liga Endesa, cosa que está sabiendo aprovechar para promediar una media de 6 puntos, 6’6 rebotes y 11 de valoración en 21 minutos disputados por partido.

Para ‘Draft Express‘, el pívot ‘canario’ saldría de celebrarse hoy mismo el Draft de la NBA en novena posición de la segunda ronda. Ante esto, ‘Edy’ Tavares cuenta en MARCA.com que hace unos años no sonaba ni con vestir la camiseta de los Chicago Bulls ni en tan siquiera ser jugador de baloncesto. «Entendía que había que meter el balón en la canasta…no sabía nada más. Cuando veía o me hablaban de Michael Jordan me quedaba sorprendido pero tampoco me entraban ganas de imitarle… más adelante sí», explica el jugador.

Su historia de cómo llegó a la isla es extraña y de película, la contó GIGANTES hace ya mas de un año. Ahora el periodista Esteban Novillo a través de su blog «Cuna de Talentos» del diario Marca nos presenta a Sander Tavares, quien a sus 14 años disfruta del baloncesto gracias a la apuesta que hizo en su día el Herbalife Gran Canaria por su hermano Walter. Lo cierto es que a Sander, a pesar de que aún le queden muchos aspectos del juego por aprender y mejorar, hay que tenerle muy en cuenta, ya que pese a su edad ya se hace notar en las pinturas de la liga canaria con su 1’92 m de altura.