«¿El Real Madrid? En la vida no hay revanchas, sino segundas oportunidades». Es la respuesta de Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, cuando fue preguntado por si temía que volviese a suceder lo ocurrido hace dos años en la final de Champions League y que privó a su equipo de alzar el máximo título del fútbol continental. Esto es diferente deporte, distinta categoría… pero mismo rival de fondo y una frase que habría podido pronunciar Alfred Julbe, todo un veterano en los banquillos y que esta temporada ha tenido el bonito reto de entrenar a una de las generaciones más prometedoras e ilusionantes de ‘Can Barça’.

Tras caer en la final de Hospitalet y en el primer partido de la primera fase del Campeonato, el conjunto azulgrana se sacó esa espinita clavada y fue el verdugo del Real Madrid en la final del Campeonato de España Junior que se celebró durante la semana pasada (1-7 de mayo) en Guadalajara.

Por fin. Cuatro años después, tras ver como el FIATC Mutua Joventut y el Real Madrid dominaban en esta categoría, el FC Barcelona consiguió estar en el centro del podio y celebrar con toda la rabia del mundo un campeonato por el que llevan luchando desde el pasado mes de septiembre, cuando iniciaron la pretemporada. El siguiente gran reto de esta generación les llevará hasta Berlín, capital de Alemania. Allí, tras levantar el título de campeones de Cataluña y España, tendrán la oportunidad de alzarse con el de mejor equipo europeo de la categoría… siguiendo así los pasos de la ‘Penya’ (2013) y Real Madrid (2015).

El uno a uno del junior del FC Barcelona:

Eric Vila – El líder. Gloria eterna a la sencillez y el liderazgo. El mejor en la final y uno de los grandes proyectos que ha crecido en ‘Can Barça’ estas temporada. Hace de todo y todo parece hacerlo muy bien. Era uno de los jugadores a tener en cuenta en este Campeonato, probablemente no seguirá jugando en España la próxima temporada y quería despedirse por la puerta grande. Y lo ha conseguido. Estuvo muy motivado ante el Real Madrid y con su elegante baloncesto dominó el partido desde los primeros compases con doce puntos prácticamente consecutivos que alejaron a su equipo en el marcador. A su temprana edad puede presumir de estar presente en los libros de historia del conjunto catalán, al ser el jugador más joven en la historia del club en debutar con el primer equipo.

Màxim Esteban – Triples, descaro y rebeldía. Muchos años creciendo y luciendo con orgullo la elástica azulgrana por todo el territorio nacional. Con éste, ya son tres los Campeonatos de España de los que el barcelonés puede presumir. En Guadalajara no estuvo a su mejor nivel, pero aún así fue uno de los principales protagonistas en este camino que ha llevado nuevamente al junior del Barça hasta lo más alto. El equipo catalán necesitará de ‘Max’ su mejor versión para alzarse con el torneo de la Euroliga.

Raimón Carrasco – Base de futuro. Buena visión de juego, notable manejo de balón y seguro desde la dirección del juego. Tiene en Pol Figueras, el base titular del equipo, un estupendo espejo en el que reflejarse. Es un base talentoso, que no acostumbra a hacer demasiados números en su estadística pero que sí acostumbra a hacer jugar mejor al equipo y esto es lo que se necesita de él. En Guadalajara dejó destellos de la calidad que atesora. El año que viene seguirá siendo junior…

Pol Figueras – La sencillez. Muy buen Campeonato de España, manteniendo regularidad y siendo el amo y señor en los ataques del Barça. Dirigió al equipo a la perfección y en la final se le vio muy tranquilo frente al Real Madrid. Necesitaba este Campeonato después del mal sabor de boca que se le quedó en el torneo de la Euroliga de Hospitalet y ha respondido muy bien. Es una de las grandes promesas que tiene el equipo culé en sus categorías inferiores y no sería de extrañar que fuera uno de esos muchos bases que el club catalán forma para la Liga Endesa como son los Álex Hernández, Dani Pérez, Lluis Costa y un extenso etcétera…

Mamadou Diop – Su falta de kilos le ha perjudicado este año y no ha contado con demasiado protagonismo en los partidos importantes. Tiene buena altura, es móvil y el físico es algo que puede mejorar con un buen plan específico durante este verano que seguramente tendrá ya que la próxima temporada sí está llamado a ser más regular (en minutos) con el junior del FC Barcelona.

Andrija Marjanovic – No jugó en la final, pero quizás tenga minutos en Berlín y resulte ser la clave del posible éxito azulgrana. Un balcánico… muy balcánico. Es un base-escolta que es más anotador que pasador, tiene buen cuerpo para la posición y que va muy a rachas. Es capaz de ganarte un partido lanzando desde la larga distancia, pero a veces la confianza que tiene en él mismo le juega malas pasadas y comete muchos errores. Es muy buen jugador, tiene mucho talento, es habitual en las categorías inferiores de Serbia y la próxima temporada seguirá siendo junior. Es mejor tenerlo en tu equipo que en tu contra, porque si tiene el día… te gana el partido.

Aleix Font – El líder silencioso y la revelación esta temporada en ‘Can Barça’. Sorprendió en Hospitalet y en Guadalajara demostró que lo vivido en el torneo de la Euroliga no fue ninguna casualidad. Un alero con una envergadura privilegiada y que destaca por su rebeldía en ataque. En ocasiones parece estar muy relajado, como si la cosa no fuera con él y de repente te mete dos triples que cambian completamente el partido. Un gran proyecto nacional que viene creciendo a pasos gigantescos y que le ha venido de maravilla trabajar esta temporada con el que es uno de los mejores formadores de la historia del baloncesto español. Síganle muy de cerca porque va a más y en su cabeza nunca tiene suficiente. Su ambición es su principal virtud.

Rodions Kurucs – La guinda. Le necesitaban y apareció. Era el as en la manga y el conjunto catalán pudo disfrutar de su mejor versión en la segunda parte de la final y fue clave para ganar al Real Madrid. Ha sido una dura temporada para el letón, apartado de las pistas durante todo el año por una grave lesión de rodilla. No obstante, en el día más importante aportó su granito de arena y demostró el porqué está señalado como el gran proyecto letón tras un tal Kristaps Porzingis que parece no estar haciéndolo nada mal en la otra parte del Atlántico. Su innato talento, dotado físico y facilidad para interpretar en el juego hacen que a Kurucs se le augure un futuro prometedor que probablemente (si el Barça quiere, por eso tiene sus derechos) se teñirá de azulgrana.

Atoumane Diagné – Un senegalés que siente el Barça como suyo. Mucho corazón en cada acción. Lo que hace de ‘Atou’ un jugador especial es que entiende el baloncesto como un deporte donde cada posición es importante y él lo da todo para ayudar a su equipo, sin importarle lo más mínimo el no lanzar a canasta o no hacer una buena estadística. Por entrega, carácter, ética de trabajo e intensidad en el juego es el prototipo de jugador que todo entrenador querría para su equipo. En Guadalajara, con su dotado cuerpo y privilegiada envergadura, marcó las diferencias. Fue muy importante en la final frente al Real Madrid, anulando a los interiores blancos durante la primera parte y aportando su granito de arena en ataque.

Sergi Martínez – Multiusos. Lo hace todo bien. Técnicamente puede ser el interior más prometedor del panorama nacional y además tiene buen cuerpo y gran lectura de juego que combina para dominar en categorías de formación. Va a más, conforme pasan los meses cada vez es un jugador más completo y a pesar de ser junior de primer año ha sido muy decisivo para el éxito de este Barça. Una de las joyas del club. Ha firmado un muy buen campeonato, apareció en todos los partidos y en los momentos más delicados. Siempre muy presente en el trabajo sucio (el que no aparece en la estadística) y echándose el equipo a su espalda cuando peor lo pasaban los chicos de Alfred Julbe.

Adrià Arque – No ha sido una temporada fácil para él. Es un buen jugador que está rodeado de grandes proyectos y esto le impide tener la cantidad de minutos que probablemente sí tendría en la inmensa mayoría de equipos catalanes. No ha podido demostrar la calidad que atesora y que le llevó hace un año a levantar el título de Campeón de España a Cataluña o a que en su día el FC Barcelona se interesase en hacerse con sus servicios. Cuando jugó esta temporada, no decepcionó. Tuvo el rol de equipo y no trajo problemas, ayudó cuando tuvo la ocasión de hacerlo y su actitud fue ejemplar.

Nikola Zizic – Guadalajara no era el escaparate idóneo para él, ya que no iba a tener la cantidad de minutos que sí tendrá en su categoría, la cadete. Fue el único cadete que subió con los juniors y la verdad es que a pesar de no tener demasiado protagonismo sí que ha dejado buenas sensaciones. Un pívot grande, con buen cuerpo y que tiene calidad. Estuvo presente en el Jordan Brand Classic representando a los mejores jugadores europeos nacidos el año 2000 y está llamado a dominar próximamente en el Campeonato de España Cadete que se va a disputar en la Seu d’Urgell-Andorra.

Y ahora, tras el éxito nacional… toca rematar la temporada en Berlín donde intentarán levantar el título de la Euroliga en categoría junior. Es el siguiente gran objetivo para una generación de 1998 que ha acumulado tres campeonatos de España durante el ciclo de formación. Los Aleix Font, Pol Figueras, Eric Vila, Màxim Esteban y compañía han dejado una huella en su paso por ‘Can Barça’ que desean seguir marcando.

Foto portada: Federación Española de Baloncesto