Tenía solamente 15 años pero las ideas claras. Ahora tiene 18, mide 2.06 y juega en el filial de la Penya. También brilla en el Europeo Sub-18.  Su nombre es Zoran Nikolic, nació en Niksic (Montenegro) y a día de hoy es uno de los proyectos más interesantes de la generación del 1996 en toda Europa. Llegó a España en septiembre de 2011 para probar suerte en el FC Barcelona después de haber crecido anteriormente a los servicios del modesto Anagastum, pero sin embargo el conjunto azulgrana no vio nada en él después de varios entrenamientos y decidió descartar su fichaje. Nikolic decidió irse a Girona, y es que el interior montenegrino «estaba loco» por jugar en España y aprender todo sobre el baloncesto español.

La ciudad gerundense fue su casa durante dos años y el pabellón de Girona-Fontajau fue el recinto que más utilizó. Siendo cadete tuvo que «hacer de mopa» en algunos partidos del primer equipo, cosa que no le molestó –tal y como el propio Nikolic apunta en una entrevista a la FEB-. Girona le permitió hacerse un hueco entre los jugadores más determinantes de la liga catalana, por lo que decidió cambiar de aires en verano de 2013 en búsqueda de nuevos retos más altos. Abandonó el Sant Josep Girona, club que ha sido clave en la evolución de Zoran, y fichó por el FIATC Joventut.

“Fiché por la ‘Penya’ porque es el mejor equipo de baloncesto base del país. También era consciente de que el equipo vinculado, El Club Bàsquet Prat, es el mejor trampolín para la Liga Endesa”confesaba el jugador a Xavi Oltra en una entrevista el pasado mes de noviembre. El equipo junior apenas lo ha tocado esta temporada, y es que Nikolic se ha convirtió en el paso de las jornadas en uno de los interiores más desequilibrantes de la liga Adecco Plata con el club vinculado a la ‘Penya’. Con 5’2 puntos, 5’1 rebotes, 1’2 tapones y 12’2 de valoración en más de 20 minutos por encuentro fue decisivo para que El Prat consiguiese el ansiado ascenso a la división de plata del baloncesto español.

La Adecco Oro le espera pero antes tiene una papeleta importante en Konya (Turquía). Habitual en las categorías inferiores de la selección de Montenegro, Zoran Nikolic ha conseguido guiar a su selección hacía la segunda fase del campeonato continental. Sus promedios actuales son alucinantes y desde Badalona se frotan las manos, y es que salvo sorpresa alguna sólo parece cuestión de tiempo que Nikolic empiece a dar alegrías al Olímpic de Badalona. Sus números en el país otomano son de 12’7 puntos, 10’3 rebotes, 2 asistencias, 5 faltas recibidas y 1 tapón en 24.3 minutos por encuentro.

Recuerden: el Barça le dijo no. Él trabajó y en Girona logró convertirse en lo que es a día de hoy. Ahora, en Badalona, tendrá una oportunidad única para debutar en la Liga Endesa, aunque bien, es de esperar que la próxima temporada continúe jugando para el Club Bàsquet Prat-Joventut, equipo que como él indicó en su día resulta ser «el trampolín idóneo para jugar algún día en la Liga Endesa». Carácter, talento, garra e intensidad. Agustí Sans, Alberto Abalde, José Ignacio Nogués, Zoran Nikolic… el futuro de la ‘Penya’ está asegurado.

Vídeo (editado por Olimpic Badalona): así está jugando Zoran Nikolic