3 de enero de 2016

“No quiere que la gente sepa quién es. No le gusta que le pidan fotos y autógrafos. Ni siquiera quiere usar mi número”.

Era el hijo de LeBron, Lebron James Jr, hace unos años. Los focos sobre él. Ahora, el propio padre reconoce haber cometido un error con su hijo:

“Todavía sigo arrepintiéndome de haberle dado a mi hijo de 14 años mi nombre. Cuando yo tenía su edad no tuve un padre, así que mi mayor obsesión, cuando aún era un niño, no era otra que darle mi propio nombre y hacer todo lo que ese hombre no había hecho conmigo. Quería que mis hijos pudieran experimentar cosas que yo no pude. Lo único que puedo hacer ahora es ofrecerles un modelo para que estén preparados cuando, llegado el momento, emprendan su propio camino”.

Una reflexión más que interesante de un jugador que dio el salto del instituto a la NBA, algo que podría hacer su hijo si las reglas cambian a partir de 2022.