Campeones en el NIJT de Hospitalet, dos años consecutivos subiendo al ‘podium’ en el campeonato de España júnior (en ambas ocasiones para colgarse la medalla de bronce), oro en el campeonato de España infantil de la temporada 2012-13 y campeón de la Mini Copa ese mismo año y con una actuación estelar de Luka Doncic que sirvió de presentación para lo que nos espera los próximos años. Después de unos años mirando como los equipos catalanes (FC Barcelona y Club Joventut de Badalona) y el Unicaja de Málaga se alzaban con la mayoría de los títulos importantes, el Real Madrid vuelve a tener una de las canteras punteras en el baloncesto nacional e internacional y en categoría cadete y júnior son candidatos a ganar el soñado y deseado campeonato de España, además los juniors son serios aspirantes a conquistar Milan el próximo mes de mayo y alzarse con el título de campeón del NIJT de Euroleague.

Alberto Angulo, director de la cantera (foto: realmadrid)
Alberto Angulo, director de la cantera (foto: realmadrid)

Desde la llegada de Alberto Angulo (como director de cantera del club), las cosas han cambiado en la capital de España. La temporada pasada (2012-13) estuvo marcada por Luka Doncic, quien acumuló distintos galardones individuales y guió a los blancos a alzarse con el título de la Mini Copa primero (en Vitoria-Gasteiz) y el de campeonato de España después (en Guadalajara). Además de las actuaciones soberbias y estelares de Luka, de la temporada pasada también destacó el debut de Alberto Martín (1995) con el primer equipo y el crecimiento del joven Guillermo “Willy” Hernangómez, quien contó con protagonismo (no demasiado) a las órdenes de Pablo Laso y demostró su superioridad ante sus rivales en liga EBA.

Inconformistas con lo conseguido, Alberto Angulo tomó decisiones y supo mover bien las fichas para que a día de hoy el Real Madrid sea el club de referencia para muchos conjuntos ACB, que deseen potenciar su cantera. Visto el gran rendimiento que Paco Redondo dio a la ‘Penya’ en el último lustro (a destacar su último año donde con el júnior consiguió levantar el NIJT d’Hospitalet, el de Londres y el campeonato de España), el director de la cantera madridista supo convencer a Paco Redondo para que cambiara el color verd-i-negre por el blanco. Ahora el ‘coach’ catalán es el técnico del júnior del Real Madrid y del EBA, que por cierto está completando la mejor temporada en esta categoría de su historia (bien es cierto que aún queda un tramo importante de temporada).

José Luis Pichel, técnico encargado de dirigir al infantil que tantas alegrías dio a la “casa blanca” durante la temporada pasada, ascendía de categoría y sería esta campaña el encargado de dirigir a un cadete, que probablemente (y sin exagerar), sea el más potente y con más promesas que jamás haya tenido el Real Madrid de Baloncesto en esta categoría. En dicho equipo encontramos como directores de juego a Miquel Àngel Fons y Miguel Ortín (1998), como escoltas a Ignacio Bellespín y a Luka Doncic. Para cerrar el perímetro, José Luis cuenta con aleros de mucho potencial como Jorge Parra o los internacionales Alberto Cañal (1998) y Acoydan McCarthy (1999). En la pintura manda el senegalés Samba Thiago Ndiaye (1998), que tiene como compañeros a Pablo Poyatos, Iñigo Gómez, el croata Domagoj Proleta y al brasileño de 2’13 metros Felipe Dos Anjos (1998). En el cadete “B” que dirige Javier Vime también encontramos a jugadores con una proyección interesante, véase en el pívot Francisco Salvador, el alero Lazar Mutic o el escolta German Kasanzi, todos ellos son de primer año.

En el júnior de Paco encontramos un juego interior liderado por los africanos Wally Niang (P) y Jonathan Kasibabu (AP) y el rumano -y recientemente aterrizado a la capital de España- Emanuel Cate (P), un interior nacido en 1997 que fue importante en el primer test serio de la temporada (NIJT d’Hospitalet). Además, cuenta con un perímetro excelente en el que encontramos a talentosos jugadores de la talla de Jonathan Barreiro (A), Santiago Yusta (A/AP), Andrés Rico (B) o el macedonio Andrej Magdevski (B/ES).

El primer equipo: un sueño complicado hacer realidad

En la actualidad, Dani Díez y Nikola Mirotic son los únicos jugadores de la primera plantilla que anteriormente estuvieron en las categorías inferiores del club. A estos dos, podríamos sumarle la próxima temporada al interior madrileño Guillermo ‘Willy’ Hernangómez, que está disfrutando de minutos en la Liga Endesa a los servicios del “Baby” Cajasol de Sevilla (llegó el pasado verano en calidad de cedido).

Mirando hacía el futuro, hay varios candidatos que podrían llegar a debutar en el Real Madrid, algo realmente complicado, ya que se trata de un equipo puntero no solamente a nivel nacional, si no que también internacional. En la “fábrica blanca” se están formando talentosos jugadores de la talla de Jonathan Kasibabu (1996), Alberto Martín (1995), Acoydan McCarthy (1999), Santiago Yusta (1997) o Miquel Àngel Fons (1998), todos ellos han sido anteriormente mencionados. Entre todos los jugadores que a día de hoy juegan en las cantera madridista, destacamos principalmente a tres: Luka Doncic (1999; cadete), Samba Thiago Ndiaye (1998; cadete) y Jonathan Barreiro (1997; júnior). ¿Se convertirá alguno de estos tres en el heredero de Nikola Mirotic? (no olvidemos que se especula de que la próxima temporada el jugador montenegrino con pasaporte español decida dar el salto hacía la NBA y jugar con el equipo que tiene sus servicios, los Chicago Bulls).

Luka DoncicLuka Doncic, nacido en Ljubljana y ex-jugador del Olimpija es hijo del ex-jugador ‘Sasa’ Doncic. Actualmente el joven escolta de catorce años es (sin duda alguna) la gran referencia de la cantera madridista. El jugador esloveno sale a exhibición por partido, y ya son varios los galardones que acumula desde su llegada al Real Madrid en el verano del 2013. El Real Madrid le define como “jugador con un enorme potencial. Es un anotador nato y con un talento fuera de lo normal. Se genera sus propias canastas y puede encestar desde cualquier posición. Posee un tiro de tres puntos letal, el propio Doncic declara al conjunto blanco que su sueño es jugar a la NBA y señala a los bases Stephen Curry y Kyrie Irving como jugadores de referencia.

Jonathan BarreiroTras la figura de Doncic destacamos la de Jonathan Barreiro. El alero gallego nacido en Cerceda (A Coruña, Galicia) jugó y demostró su potencial a los servicios del F.C. Barcelona en la Mini Copa del Rey. No obstante, prefirió seguir formándose como jugador y persona en el Real Madrid antes que en el conjunto azulgrana. Jonathan llegó la temporada pasada para afrontar su segunda año en la categoría cadete, aterrizaba en Madrid después de dos temporadas jugando a los servicios del Sant Yago gallego. La primera temporada del talentoso exterior en el Real Madrid estuvo marcada por una lesión que le impidió jugar el tramo importante de la temporada y acudir posteriormente a Ucrania para jugar el Europeo U-16 junto a los mejores jugadores de su generación. El Real Madrid destaca de Barreiro su excelente potencial para este deporte. Puede jugar en todas las posiciones. Muy alto y con una gran envergadura. Sus condiciones físicas y técnicas le permiten tener una gran ventaja con sus oponentes. Excelente tirador exterior, es capaz de penetrar y pasar, ya que maneja con facilidad ambas manos”. Por su parte, el ídolo del gallego es Felipe Reyes y su sueño es el de disponer de una larga carrera como jugador profesional.

Samba ThiagoEn tercer lugar señalamos al MVP del campeonato de España de selecciones autonómicas disputado en la localidad de Cáceres el mes pasado: Samba Thiago, ala-pívot nacido en 1998 (cadete de segundo año) y que disfruta de su segunda temporada en las categorías inferiores del Real Madrid. Para el club que tiene sus derechos se trata de “un jugador que posee grandes condiciones físicas. Es un jugador muy rápido y potente, capaz de realizar varios esfuerzos seguidos y con facilidad para intimidar y correr el contraataque. Tiene gran capacidad para rebotear. Defensivamente es muy difícil de superar debido a su explosividad”. Curiosamente, la referencia de Samba es la misma que para Barreiro: nada más y nada menos que Felipe Reyes, capitán del primer equipo. Mientras que su sueño es el de debutar y jugar en la Liga Endesa