No fue un partido demasiado bueno para la selección española sub-20, siempre por detrás en el marcador y pecando de irregularidad en ataque al mismo tiempo que concedía puntos fáciles en su aro.

Fue Francia quien durante casi todo el partido se vio por delante en el luminoso, llegando incluso a tener una renta favorable de siete puntos a falta de cien segundos para el final pero los nervios -y sobre todo el acierto español- les traicionaron. Yusta tiró de galones para evitar la derrota pero fue Marc García quien desde su casa se inventó la canasta de la jornada que vale la primera victoria para el combinado nacional.

El resultado final fue de 60-59 y el propio Marc fue el jugador más destacado en el combinado español con 14 puntos junto con Santiago Yusta (12+5+4).