Era la segunda cita entre Estados Unidos y Australia en tierras australianas. El primer encuentro cayó del lado de los americanos por 102 a 86 a pesar de que Australia se fue al descanso solo un punto abajo. El guion del segundo encuentro parecía ser idéntico al primero con igualdad en el intermedio (49-48) y de nuevo con Estados Unidos acelerando en el tercer cuarto (68-58 min.25). Pero Patty Mills tenía otros planes.

El base australiano anotó 21 puntos en los últimos 15 minutos de encuentro. Una exhibición que cambié por completo el ritmo del partido y dio a Australia la victoria por 98 a 94. De esos 21, Mills anotó 10 puntos sin fallo en los últimos 3 minutos de partido sellando la victoria de su selección.

Es la tercera derrota del combinado americano camino al Mundial tras las 2 derrotas que sufrieron ante un combinado de la G-League en partidos de un solo cuarto, una de ellas por 36 a 17. Pero, hasta ahora, todos los amistosos contra selecciones se habían saldado con victoria.

Kemba Walker con 22 puntos fue el mejor de Estados Unidos acompañado por los 20 de Harrison Barnes. En Australia destacó también Joe Ingles con 15 puntos y la gran efectividad de Bogut que en solo 19 minutos firmó 16 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias.

Resumen del partido: