Argentina es la primera semifinalista del Mundial. La albiceleste ha eliminado a Serbia en el primer cuarto de final del Mundial por 97 a 87 en un partido que han dominado de principio a fin y en el que supieron minimizar la superioridad en el rebote de los serbios (42 a 29). Todo ello bajo la dirección de un brillante Facundo Campazzo.

El base del Real Madrid terminó el encuentro con 18 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 3 robos de balón. 28 de valoración que son una buena muestra de su exhibición en los dos lados de la cancha y con Scola (20) y Garino (15) como principales actores secundarios. Es la primera vez que un jugador firma más de 15 puntos, 10 asistencias, 6 rebotes y 3 robos en un Mundial desde que lo hiciese Toni Kukoc en 1994. Tremendo.

Bogdanovic y Bjelica fueron los mejores en Serbia con 21 y 18 puntos respectivamente, pero con malos porcentajes (11 de 30 entre ambos). Jokic con 16 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias fue el más valorado con 22.