Y España logró dar la sorpresa. Ya no solo por ganar a Serbia, principal favorita junto con Estados Unidos para luchar por la medalla de oro, también por la contundencia con la que lo hizo. El equipo de Sergio Scariolo ha llegado de esta manera invicta (5-0) hasta el cruce de cuartos de final. ¿Qué camino hay ahora por delante para luchar por las medallas? 

El primer rival de España en octavos de final será Polonia. Los polacos solo han perdido un partido en lo que va de torneo. En la primera fase vencieron a Venezuela, China (en la prórroga) y Costa de Marfil, mientras que en la segunda ganaron en la primera jornada a Rusia y aseguraron así su pase a cuartos de final. Su única derrota fue en el partido que decidía quien sería primero de grupo, contra Argentina, y fue de paliza eso sí: 65-91 en su peor partido de todo el campeonato.

La selección de Polonia está liderada por Mateusz Ponitka. El jugador del Zenit San Petersburgo está promediando 14 puntos y 6.4 rebotes por encuentro. Está flanqueado por AJ Slaughter (12 puntos y 3.4 asistencias) y Adam Waczynski (11.4 puntos y 2.8 asistencias). Polonia se ha clasificado para cuartos tras 52 años sin ir a un Mundial.

Su quinteto titular habitual es el siguiente: AJ Slaughter, Mateusz Ponitka, Adam Waczynski, Adam Hrycaniuk y Aaron Cel.

¿Y si España gana a Polonia? Entonces estaría en semifinales, metida de lleno en la lucha por las medallas, y su rival dependería de un par de variables. En resumen, el rival sería el ganador de la eliminatoria que salga entre el primero del grupo L (Francia o Australia) y el segundo del grupo K (Estados Unidos, República Checa, Brasil o Grecia, todas las posibilidades están aún abiertas a expensas de la jornada del lunes. ).

Tras la jornada del lunes conoceremos el camino completo que tendría España hasta una hipotética final. Pero muchas cosas tienen que pasar antes. Entre ellas, la primera, ganar a Polonia.