Lo contábamos hace unos días. Japón está demostrando y avisando que no va al Mundial de paseo. El equipo nipón, a pesar de estar encuadrado en uno de los grupos más complicados (se medirá a Estados Unidos, Turquía y República Checa), está cuajando una gran preparación. Tras vencer a Nueva Zelanda en uno de sus dos encuentros (con 35 puntos de Hachimura), pelearon ante Argentina y ganaron a Alemania.

El último amistoso del equipo dirigido por Julio Lamas era ante Túnez, equipo con el que perdieron lo nipones que no contaron con dos de sus jugadores clave: Rui Hachimura y Ryusei Shinoyama. Ambos descansaron.

Con esas bajas el equipo tunecino, primer rival de España en el Mundial, consiguió la victoria ante Japón. 76-78 con una gran actuación del ex ACB Michael Roll: 19 puntos. 

Sin embargo, el MVP fue Salah Mejri que terminó con 20 puntos, 10 rebotes y 5 tapones.

El destacado de los japoneses fue Yuta Watanabe, jugador de Memphis con 17 puntos.