La del amistoso ante Argentina ha sido la última exhibición anotadora de un Ricky Rubio que está demostrando ser el jugador español que llega en mejor forma a la Copa del Mundo. 25 puntos que supusieron su tope anotador de siempre con la camiseta de la selección española y que llegaron con un recital en el último periodo, en los momentos calientes del partido: 17 puntos en el último cuarto, con un 4 de 5 en triples y 15 puntos en los cuatro minutos finales para ejecutar a Argentina.

Una transformación ofensiva que se ha mantenido prácticamente constante en toda la preparación de España para la Copa del Mundo, en la que Ricky Rubio ha promediado 18,6 puntos por partido (topes de 25 ante Argentina, 21 ante Lituania y 20 ante Dominicana) y en la que ha destacado por sus buenos porcentajes en el lanzamiento. Fíjense en sus números a lo largo de toda la preparación:

18,6 puntos por partido
11 de 23 en triples (47,8%
30 de 43 en tiros de 2 (69%)
29 de 36 en tiros libres (80%)
5,3 asistencias
1,8 robos por partido
21,3 minutos de media en cancha

¿Cómo está anotando?

En muchos tramos de los partidos de esta preparación se ha visto a un Ricky Rubio convencido de ser la primera opción en ataque, asumiendo responsabilidad. Bien a la hora de penetrar y buscar ventajas o finalizaciones o incluso lanzando en carrera desde larga distancia, algo menos habitual en su juego. Obviamente iniciando las jugadas, pero también ejecutando en muchas acciones leyendo bloqueos y aprovechando su buena forma física para romper desde el bote y atacar la canasta.

Estado de forma físico y confianza

Y en todas las situaciones, un denominador común: la confianza. Confianza en su juego, en sus acciones, en sus compañeros y en su lanzamiento. Más maduro, más constante tras el error (su explosión anotadora ante Argentina llegó poco después de fallar 3 lanzamientos consecutivos) Una versión sensacional de Ricky Rubio que llega pletórico a la Copa del Mundo después de un verano más trabajando duro junto a Raül López (también durante el año en Utah) y después de firmar un contrato espectacular con su nuevo equipo.

“Me encuentro en mi mejor momento físico y mental. He trabajado mucho para llegar aquí. Después pueden salir mejor o peor las cosas, pero los deberes están hecho”, ha dicho en una entrevista en AS. Ahora le toca refrendar su gran estado de forma siendo uno de los líderes de nuestra selección.

Foto: Alberto Nevado / NPhoto / FEB