A pocos días de comenzar el Mundial de China, Marc Gasol charló en El Larguero de la Cadena SER con Manu Carreño, Antoni Daimiel, Francisco José Delgado, Xavier Saisó y Marta Casas para dar su punto de vista acerca del torneo y de las posibilidades del equipo nacional.

Jugar con España. Ser el líder.

“Siempre es algo especial estar con España, es una ilusión única. Conforme te vas haciendo mayor lo valoras más, porque eres consciente de que no quedan tantas ocasiones. ¿Si me siento líder? Sí, no hay que verlo de otra manera. Pero hay muchos líderes dentro de un grupo. Cada jugador debe sentirse muy importante, porque en un deporte colectivo cada rol es muy importante, incluso los que tienen un rol pequeño, lo sé porque yo también lo he tenido. Me siento un poco la brújula del equipo y lo asumo con naturalidad y con ambición”.

Objetivo en China

“Nosotros somos muy ambiciosos, podemos jugarle de tú a tú a cualquier equipo de la competición. Hay un grupo de ocho o nueve selecciones de un nivel muy parejo y todo dependerá mucho del momento y los partidos clave. Está muy igualado, no hay ocho oros y habrá decepciones y golpes duros. En la segunda fase es donde deberemos estar a un nivel muy alto”.

La frase del seleccionador serbio, Djordjevic:  “Dios se apiade de EEUU si nos toca”.

“No tengo esa soberbia. No voy a entrar a valorar lo que dijo, sé que confía mucho en sus capacidades y en las de sus equipos. Venimos de Los Ángeles y hemos visto zonas y puntos donde tenemos más experiencia y podemos hacer daño a Estados Unidos. Y luego también vemos una diferencia física en su juego en lo que son jugadores únicos. Con el trabajo colectivo en nuestra defensa y la mejora del rebote, las opciones de ganar a EEUU y otras selecciones importantes, incrementarán”.

¿Existe la posibilidad de fracasar?

“Para mí el fracaso sería no competir y perder el ADN que tenemos. No soy una persona resultadista. Puedes quedar cuarto con muy buenas sensaciones o quedar cuarto y pensar que ha ido fatal. No nos escondemos y pensamos que podemos estar arriba”.

Sobre su gran temporada y lo conseguido

“No siento que me falte nada profesionalmente. ¿Antes? No sentía que me faltaba el anillo, ahora, una vez que lo tienes… (risas). No sabes lo que te gusta la langosta hasta que te comes la langosta. Pau nunca me vaciló porque sabe que se puede llevar una torta (risas). Somos muy respetuosos porque sabemos lo competitivos que somos los dos. ¿Si pensaba que podíamos ganar el anillo? Sin duda. Los primeros mensajes que me llegaron de los compañeros fueron “vamos a por el anillo”. Que sientan que tú eres esa pieza que puedes ayudarles a conseguir eso te alaba y te da una responsabilidad”.

Entrevista completa a Marc Gasol: