Ha sido uno de los finales del Mundial. Grecia entraba 5 puntos abajo en el último minuto y conseguía empatar, Varejao parecía dar la victoria a los brasileños con una penetración y, aún con todo ello, el partido se ha acabado decidiendo en los últimos segundos.

Con tres abajo tras un tiro libre de Barbosa y con Antetokounmpo eliminado por personales, la inteligencia de Sloukas daba a Grecia 3 tiros libres para empatar y ocurría esto:

Un palmeo para sacar el balón por parte de Caboclo, que parecía que iba a terminar entrando y propiciando la prórroga, que ha terminado dando la victoria a Brasil (79-78). Una derrota que obliga a Grecia a ganar a Nueva Zelanda para estar en la siguiente fase.