‘Un pleno con dudas’. Crónica del España-Irán y opciones para la segunda fase

Foto: FIBA

Tres victorias en tres partidos. España venció a Irán, no sin sufrimiento (73-65), para cerrar una primera fase inmaculada en el fondo pero que deja muchas dudas en las formas. El conjunto de Scariolo sufrió enormemente ante el cuadro asiático, que llevó a España a un desenlace incierto a menos de dos minutos para el final (65-65).

Y es que España volvió a padecer traumas de días anteriores. Se perdió el primer cuarto (al igual que ante Túnez y Puerto Rico), arrancando de hecho el duelo 0-10 en contra y obligando al seleccionador nacional a parar el partido para advertir de la necesidad de centrarse. España no tuvo sensaciones defensivas y vivió cortocircuitada en ataque.

Irán, ya eliminada, tuvo su plan y lo aplicó sin alardes. Rotación muy corta, Haddadi (10 puntos, 15 rebotes y 6 asistencias) como faro ofensivo y defensas apoyadas en puntuales zonas para detener el ya de por sí escaso ritmo de España a media pista. Fue suficiente durante buenos tramos del encuentro ante un equipo que vive agarrado y excesivamente dependiente de lo que Ricky Rubio y Marc Gasol creen en esas situaciones de estático.

El tiro de tres volvió a ser errático. El 9 de 30 final mejoró algo el dramático 3/14 a la media parte, que acentúa los problemas de espacio del equipo y de paso complica la posible acción de sus interiores cerca del aro, ya que los rivales saturan la zona de cuerpos e invitan al tiro exterior.

La ecuación, en el fondo, es sencilla: si Marc Gasol puede tener alguna opción de jugar en poste bajo esta pasa porque España le genere espacio desde el triple. Pero si los triples no representan amenaza para el rival, no habrá espacio dentro. Y por tanto Marc tendrá que buscarlo fuera. El triple es paradójicamente necesario para poder castigar en la zona, como vía más directa para abrir la defensa rival.

Tapón de Rudy:

Justo despues, el balear anotó un triple:

España sufría al descanso (33-31) y lo hizo también tras la reanudación, con Víctor Claver anotando ocho puntos seguidos y un triple de Rudy Ferández amenazando con romper el duelo… pero un rápido 0-10 de parcial iraní borrando esa ilusión. Las molestias de Juancho Hernangómez, una de las pocas luces al triple (2/4), en el tercer período aumentaron la preocupación de España. Y a pesar de que el alero de los Nuggets volvería a la acción, el temor no salió del cuerpo español.

Juancho aportó desde el triple:

Irán llegó a menos de dos minutos para el final con opciones de victoria (65-65), haciendo temblar a una España ya clasificada para la segunda fase pero que, de haber perdido, no habría tenido red alguna en ella. Un 8-0 final, con triple vital de Llull, canasta de Claver y un triple lejanísimo de Gasol (que acabó con 16 puntos), acabó con el sufrimiento. Pero tampoco con la preocupación.

Llull anotó este vital triple:

Después Gasol cerró el duelo:

La selección española disputará este viernes, ante Italia, un partido decisivo para su andadura en el torneo. Si gana estará en cuartos de final pero si pierde solo le valdría una victoria ante la intratable Serbia el domingo para tratar de forzar un triple empate con ambas. Dicho de otro modo, una victoria alarga el sueño y una derrota prácticamente acaba con él.

Será entonces cuando España deba dar su mejor versión, una con mayor atención en el primer cuarto, consistencia defensiva y amenaza al triple. La mejor posible para solventar su primer partido ante un rival de mayor entidad en el torneo, el que de verdad calibrará para qué retos está la selección.

La primera fase es historia, ahora comienza el verdadero reto.

Partidos de la segunda fase:

Viernes 6 de septiembre:

10.30 horas: Serbia – Puerto Rico.
14.30 horas: ESPAÑA – Italia.

Domingo 8 de septiembre:

10.30 horas: Puerto Rico – Italia.
14.30 horas: ESPAÑA – Serbia.