A poco más de 2 semanas para el arranque del Mundial una de las selecciones participantes se ha puesto en huelga. Se trata de Costa de Marfil, rival de España en la preparación y cuyo capitán, Landry Edi, ha denunciado los impagos por parte de su federación.

“No hemos recibido ninguno de los bonos especiales desde que comenzó la gira de preparación hace ya un mes. La federación nos prometió la mitad del dinero ya, pero siguen sin pagarnos. Queremos que nos den lo que nos deben por los amistosos y luego por la Copa del Mundo”.

¿Podrían los jugadores de Costa de Marfil plantarse y no disputar el Mundial? Esta situación afectaría especialmente a un jugador de la Liga Endesa: Deon Thompson. El nuevo ala-pívot del Unicaja confirmó en julio que iba a disputar el Mundial con Costa de Marfil lo que le llevaría a obtener la nacionalidad y dejar de ser extracomunitario.

A pesar de haber disputado varios amistosos con Costa de Marfil, Deon no será considerado marfileño hasta que no dispute un partido oficial con su selección. Por lo tanto, contaría como extracomunitario a los cupos del Unicaja la próxima temporada si no disputa el Mundial.

En caso de que Thompson no pudiese terminar consiguiendo el pasaporte y contase como extracomunitario, no tendría que afectar en gran medida al conjunto malagueño. Su único extracomunitario hasta la fecha es Josh Adams ya que los otros dos que podrían ejercer como tales, Frank Elegar (EE.UU) y Melvin Ejim (Canadá), tienen pasaporte de Islas Vírgenes y Guayana y de Nigeria respectivamente.

Costa de Marfil está encuadrada en el grupo A junto a China, Venezuela y Polonia.