Hace seis meses el invento de Francisco Álvarez apareció en Gigantes.com. Este asturiano tenía un proyecto en la cabeza y la idea patentada. Buscaba financiación para hacer realidad su juego. Un futbolín de baloncesto. Como suena.

Cinco jugadores  por equipo separados en dos líneas y un agujero en el suelo a modo de canasta

El proyecto fue creciendo poco a poco y la idea de Francisco Álvarez ha llegado a la Copa del Rey de Málaga, en concreto a la Fan Zone del muelle uno de la ciudad andaluza.

Allí, gracias a la ayuda de uno de los patrocinadores de la Liga Endesa, los aficionados pueden disfrutar de su invento. Cinco jugadores  por equipo separados en dos líneas y un agujero en el suelo a modo de canasta. Detrás, el tablero y el resto, la esencia del futbolín de toda la vida. Así es el “baloncestín”.