El DKV Joventut se proclamó campeón de la Copa del Rey en Vitoria-Gasteiz 2008. Para hacerlo superó al anfitrión en una intensa final. No olvidaremos las lágrimas de un Rudy que hizo historia.