Hace ya unos meses que anunció su retirada pero sigue haciéndose extraño verle sobre una pista de baloncesto sin un balón en sus manos. Juan Carlos Navarro recibió durante el descanso del encuentro entre el FC Barcelona Lassa y el Valencia Basket un emocionante homenaje por parte de las 8 aficiones presentes en el Wizink Center de Madrid.

Durante este acto se le hizo entrega de la insignia de oro y diamantes de la ACB pero lo que realmente pone los pelos de punta es la ovación de todo el público puesto en pie. Así se vivió a pie de pista.

ACB Photo