El Iberostar Tenerife disputará, por segundo año consecutivo, las semifinales de la Copa del Rey, después de superar (88-78) al Unicaja en el primer duelo copero de 2019. El cuadro aurinegro controló el encuentro desde el inicio, cuajó una excelente actuación e impidió a los malagueños brillar.

Las claves del partido

  • Blindados atrás

El plan defensivo del equipo de Txus Vidorreta funcionó a la perfección. Los interiores del Unicaja no se sintieron cómodos ante un equipo que les concedía espacio por fuera pero protegía su zona. Si los exteriores penetraban, las ayudas eran numerosas y largas, las rotaciones impecables. La telaraña se dejó notar en todo momento. Los malagueños tuvieron dos soluciones ante esa asfixia: el uno contra uno de exteriores (buscando especialmente el de Jaime Fernández) y el abuso del triple. Ninguna funcionó.

Unicaja llegaba a la Copa promediando 86 puntos por partido en Liga Endesa, su mejor marca del siglo, pero Iberostar Tenerife maniató el ritmo y fluidez del cuadro de Casimiro, controlando ritmo y rebote. Llegó al descanso con solo 36 y no acabó de encontrar buenas sensaciones.

  • Ganar la primera ventaja… y acabar en buen tiro

Iberostar Tenerife es un equipo que circula mucho y bien el balón. Hay mucha actividad sin él, muchos jugadores se mueven, bloquean y amenazan a la defensa. Ante Unicaja los bases, San Miguel y Bassas, fueron agresivos, superaron a sus pares y comenzaron a rajar la defensa. Ellos marcaron el camino. La circulación, tras esa ventaja inicial, comenzó a gestar buenos tiros, con Beirán como comodín, capaz tanto de ejecutar como de servir como director de juego cuando se precisaba.

Los porcentajes de tiro fueron buenos (57% en tiros de dos, 47% en tiros de tres), ya que muchos de ellos llegaron en buenas situaciones (18 asistencias). Su carta de tiro acabó siendo fantástica, plagada de tiros efectivos (en la zona y de tres):

  • Iverson y Abromaitis, letales

Se combinaron para 31 puntos y 10 rebotes, con 12/12 en tiros de campo y 42 de valoración. Iberostar dominó la zona, primero evitando puntos en la pintura (solo 28 anotó Unicaja) y segundo dominando el rebote. Los cincos del Unicaja, Shermadini y Lessort, estuvieron incómodos toda la noche.

Datos destacados

  • Unicaja perdió más balones que asistencias repartió (13 por 10)
  • Ningún jugador del Iberostar que salió a cancha tuvo un +- negativo

El protagonista

Colton Iverson acabó con 19 puntos (7/7 en tiros de campo), 5 rebotes y 24 de valoración, en solo 24 minutos. Un martillo para el rival.